Pepe Conde

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Pepe Conde
José Guijo Cruz "Pepe Conde"


Nace en Córdoba 1915 en el barrio de San Agustín, llamado y conocido popularmente por “Pepe Conde”, no tuvo ningún título profesional, solamente fue un modesto funcionario municipal. Dotado de una gracia natural causaba gozo y alegría aunque sólo fuera en breves instantes. Se distinguió por ser un genial polifacético en el folklore andaluz, pues cantaba, contaba chistes de cualquier cosa, bailaba o hacía romance al recitar con galantería y gallardía hasta el punto, que el público no esperaba al final para premiar sus actuaciones con ovaciones; estas actividades y sus ambientes festivos les grajeaban las mayores amistades. El secreto de su popularidad radicaba en su castizismo y en la generosidad que ponía en sus actuaciones disipando el mal humor.

Estaba metido en los grupos más castizos de Córdoba, como en fiestas de barrios o en peroles peñísticos. Hacia magnífica pareja con su buen amigo el rapsoda Luis Navas, que estaban siempre prestos a colaborar en cualquier acto benéfico como: la “Operación Ladrillo” que con otros artistas cordobeses, entre ellos Antonio Mondéjar, recaudaban fondos para el “Padre Ladrillo”, de nombre Agustín Molina Ruiz, párroco del Naranjo, igualmente participó en campanas pro-hospitales, actuaba para los ancianos del Asilo y los enfermos de los Morales o para cualquier centro benéfico con su aportación altruista.

Siempre estuvo “Pepe Conde” vinculado a la Peñas, se les veía tanto en las de San Agustín como por las del Alcázar Viejo; seguidor y animador al Córdoba C.F., era simpática su costumbre de celebrar en el estadio de fútbol el gol local con un toque de tropeta, cosa que resultaba singular por su espontaneidad y sentido casi infantil. Defensor de todo lo que significara la exaltación de Córdoba, amandola con pasión en el corazón, pues no en vano muchas veces se convirtió en cicerone de infinidad de visitantes, demostrando constantemente su orgullo por ser cordobés. Le distinguía su atuendo, con su sombreo de ala ancha puesto de una forma singular hacia atrás, por llevar un pañuelo rojo anudado al cuello y otro de una forma florida en el bolsillo de la solapa. Se codeó con personas y amigos que estaban imbuidos por las esencias más puras del ser cordobés con los que departió tiempo y diversión, entre ellos el ya señalado Luis Navas, Diego Camino Pulido, Diego Ruiz Moreno, Juan Montiel Salinas o aquel personaje también popular llamado el Marqués del Cucharón, e igualmente del tabernero Mariano Marín dueño de Casa Marín en la Piedra Escrita, etc.


Colaborador con el Grupo de Empresa del Diario Córdoba en los años sesenta; tuvo una gira artística en Jaén, llevado en el verano 1965 por su gracia arrolladora -al ser genuino representente del alma popular cordobesa y por su simpatía- a la “Casa de Córdoba” en Málaga, cuando ésta organizó el “I Día de Córdoba” en la ciudad hermana conjuntamente con la Federación de Peñas Cordobesas,siendo tan desbordante la alegría y salero derrochado en el acto, que le supuso ganar una fama que le acompañaría hasta su muerte ocurrida el 22 de enero 1967.


Testimonios

  • En un recordatorio realizado para Pepe Conde, exponía Francisco López Pozo en la revista Córdoba en Mayo de 1967 lo siguiente:


Lector: es la esquela de un cordobés sencillo que murió después de haber dejado una estela de simpatía, de amistad, de cordialidad, de altruismo, a todo lo ancho de su vida. El popular Pepe Conde es ya un recuerdo que provoca una nostalgia dulce y un vació dificil de llenarse.

Galería de imágenes

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente1.17/5

1.2/5 (6 votos)