Revolución de 1934

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
La voz. Diario de información gráfica. 7 de octubre de 1934

La Revolución de octubre de 1934 o huelga general revolucionaria de 1934 —también conocida como Revolución de 1934— fue un movimiento huelguístico revolucionario que se produjo entre los días 5 y 19 de octubre de 1934 durante el Segundo bienio de la Segunda República. Este movimiento estuvo alentado desde amplios sectores y por importantes dirigentes del PSOE y la UGT, como Largo Caballero o Indalecio Prieto y de forma desigual por la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), la Federación Anarquista Ibérica (FAI) y el Partido Comunista de España (PCE).

Los principales focos de la rebelión se produjeron en Cataluña y en Asturias, región en la que tuvieron lugar los sucesos más graves. También tuvo importancia en la ciudad industrial gallega de Ferrol (donde se registraron varios muertos y un número elevado de detenidos), en las cuencas mineras de Castilla la Vieja y en la región de León y ciudades y villas de la provincia de Valladolid.[1]

La revolución de 1934 en Córdoba

En Córdoba apenas tuvo incidencia produciéndose paradas en el sector de la construcción, camareros, tipógrafos, e dependientes de comercios. Se produjeron piquetes informativos, con la rotura de diferentes lunas que trajo la detención de obreros que participaron en estos actos.

  • 6 de octubre. Llega la noticia a Córdoba de la declaración del Estado de Guerra en todo el país. El Gobernador Civil Gardoqui cede los poderes al comandante militar de la plaza, el Coronel Cascajo, interrumpiéndose todo intento de huelga general.

Detenciones

El 10 de octubre de 1934 durante la Revolución de octubre de 1934, fueron detenidas por las fuerzas del orden cordobesas 17 personas. Según parece, el germen del levantamiento estaba en el PSOE. Entre sus líderes, se detuvo al doctor Vicente Martín Romera, al peón municipal Francisco Copado Moyano, al vigilante de Arbitrios Juan Viaña Agreda, al bombero de 2ª clase Juan Villafranca Serrano y a los empleados municipales Fernando Luis Alcaide Isasi y Hermenegildo Luna Jiménez, todos ellos empleados municipales, según aparece en el expediente que se les formó en el Ayuntamiento de Córdoba. Según la prensa, fueron 17 los detenidos por la Guardia Civil, como consta en el artículo del periódico La Voz de 11 de octubre de 1934 titulado "También en Córdoba hay pistoleros y fracasan sus intentos revolucionarios", en el que se les acusa de poseer armas cortas, municiones, máquinas multicopistas y documentos de gran interés sobre el movimiento revolucionario. Pudieron ser puestos en libertad un mes después, hacia el 22 de noviembre, como lo fue Copado Moyano, al que se le restituyó en su empleo el 17 de diciembre.

Tras el triunfo del Frente Popular, en febrero de 1936, el concejal Copado Moyano, nombrado el 23 de marzo de 1936 como concejal del Ayuntamiento y vocal de la Comisión permanente de Gobernación y Quintas, intercedió para el reingreso de José Corredor de la Cruz y Antonio Córdoba Paredes, guardias municipales detenidos y despedidos por los sucesos de octubre de 1934.

Referencias

  1. Prieto, contrabandista de Armas, por Francisco I. Taibo. Historia 16, nº 33, enero de 1979

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)