Taberna Sociedad Plateros I

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Emblema de la Sociedad Plateros
Sociedad de Plateros I


Este primer artículo sobre la Sociedad Plateros es un resumen histórico de esta Sociedad desde sus origenes, que recoge Manuel Carreño en tres episódios.

Recuerdos de la taberna [1]

Un ligero resumen histórico. Sacado del archivo de esta sociedad. En los siglos XVI al XVIII es cuando alcanza su mayor prestigio la platería cordobesa, de la que se conservan catalogadas las principales obras de orfebrería religiosa. Los talleres se agrupaban en las cercanías de la catedral; existían, hasta principios del siglo pasado, el Arco de las Platerías, hoy calle Cardenal González.
Es la época de esplendor por su trabajo en la plata), por ello la designación de plateros, hoy en día son talleres de joyería, Así llega a 1868. España vive una época de crisis política y sublevaciones que terminan en la batalla de Alcolea, con el triunfo de los revolucionarios y el destronamiento de Isabel II. Los liberales permitían a las asociaciones laborales, hasta entonces prohibidas, y los trabajadores de distintos gremios, entre ellos los críticos y plateros se constituyen en Sociedad de Socorros Mutuos el 17 de octubre de 1868.
Alquilaban dos habitaciones en la casa nº 84 de la Carrera del Puente para celebrar las reuniones. Los fondos van adquiriendo cierta importancia y acuerdan invertirlos en artículos de primera necesidad para, al venderlos, conseguir más fondos para atender a los asociados que lo necesiten. En abril de 1874 se instala en al calle Sillería nº 5 el primer establecimiento de bebidas, negocio este que habría de ser definitivo y que incrementaría el mantenimiento económico de la Mutualidad. Se observa que nunca intentaron invertir en artículos de joyería, no habiendo en la lectura de las actas quien lo propusiese nunca.
En junio de 1880 alquilan un granero en la plaza de Séneca y fundan el segundo establecimiento de bebidas. Se ordena al dependiente que no use más vasos que los que acuerden la comisión, costumbre que aún se mantiene. Se observa en la lectura de las actas que cuando se produce un acontecimiento en el que por humanidad se impone una ayuda económica se recurre siempre a la suscripción voluntaria, ya que los fondos de la Sociedad, siendo insuficientes, están destinados totalmente al socorro de sus asociados.
En noviembre de 1885 se inaugura un centro de recreo al que asisten personalidades de época, entre otros Rafael Romero Barros y Teodomiro Ramírez de Arellano. En julio de 1887 dona a la Sociedad el Ministerio de Fomento una biblioteca. Menéndez Pidal acepta el encargo de recogerla en Madrid, en nombre de la Sociedad.
La vida cultural es intensa, funciona una biblioteca y están suscritos a los periódicos locales y algunos de Madrid. En el centro de recreo se celebran veladas literarias, bailes, etc. Hay inscritos como socios desde su fundación 386 profesionales. Junio de 1889: la Sociedad está representada en la recepción en honor de José Zorrilla. Los Socios pagan en estos años la cuota de treinta y cinco céntimos mensuales. En febrero de 1895 se acuerda la compra de vino -700 arrobas- para la bodega, al precio de 12,50 pesetas la arroba.
Este artículo es un resumen de la actitud y constancia en la labor de estos señores, todos es menester. Más adelante se continuará la fundación de los varios establecimientos tabernarios, su pintoresquismo y anécdotas de sus clientes.

Artículo relacionados

Referencias

  1. "Memorias Tabernarias". Manuel Carreño Fuentes en Diario de Córdoba. 11 de septiembre de 1988

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.38/5

2.4/5 (8 votos)