Taberna de la Sociedad de Plateros - San Francisco

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Entrada por Romero Barros
Taberna San Francisco - Sociedad Plateros


Situada en la calle San Francisco número 6 fue fundada en 1874. Su primitiva entrada estuvo en la calle Sillería hoy Romero Barros. Es la decana de la cadena de tabernas que posee la Sociedad de Plateros.

Instalada en una antigua casa que conserva sus elementos esenciales, como el pequeño zaguán por el que se accede también desde la calle Romero Barros y un patio, claustrado en dos de sus lados. El acogedor patio se transforma, gracias a su techado de cristal, en luminoso salón rodeado por habitaciones, de gruesos muros encalados con oscuros artesonados de viejas maderas, que se abren a través de espaciosos arcos.

Frecuentan la casa plateros y trabajadores en general, así como aficionados al flamenco, socios de la Peña Flamenca de Córdoba que tuvo como primer presidente Luis Melgar Reina.

Cuando el Círculo Cultural Juan XXIII, que tuvo su sede frente a la entrada por calle Romero Barros, era la tribuna democrática de la entonces “tolerada” oposición, desfilaron por esta taberna todos los políticos de la clandestinidad que pasaron por Córdoba.

Antonio López que estuvo regentando durante 24 años esta taberna; comentaba estas palabras con respecto a los clientes del Juan XXIII:

Siempre hubo una selecta clientela de aquellos buenos tiempos del Juan XXIII, como Joaquín Martínez Bjorkman, Rafael Sarazá Padilla, José Aumente Baena, Luis Valverde Castilla, y tantas otras personas, hoy de la vida política que pasaron por allí. La gente que acudía al Juan se tomaba una copa en mi taberna, y antes de cruzar la calle miraban a un lado a otro, ya que siempre había policías pendientes de los que entraban.

Testimonios


La Sociedad de Plateros es toda una institución del Culto a Baco. En una de sus sucursales, la de la calle San Francisco, donde solían beber los Romero de Torres, está instalada la “Peña Flamenca”, centro cultural que promociona el cante andaluz más auténtico.


La Sociedad de Plateros
es el templo de bebedores;
los que saben que el buen vino
quita los malos humores.
¡Cómo gustaba, al brasero,
beber con buenos amigos
el vino de los Plateros!
¡Qué reuniones más buenas
las que formaban allí
los que huían de las penas
y buscaban el bien vivir!


Referencias

Galería de Imagenes

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.3/5 (8 votos)