Educación (Fuente Palmera)

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Historia

Época neopoblacional

Fuente Palmera, 1891-1892
Fuente Carreteros y Ochavillo del Río, 1891-1892
  • 1767. El fuero de población de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía establecía en su artículo LXXIV la obligatoriedad de enviar a los niños de ambos sexos a la escuela de primeras letras, que debían estar situadas cerca de las Iglesias, para que a un tiempo aprendieran la lengua española y la doctrina cristina. También se establecía en el artículo LXXV la prohibición de establecer estudios superiores, se pretendía que los hijos de los colonos se dedicasen en el futuro a la agricultura y a la ganadería.
  • Siglo XVIII. El maestro, como el resto de las autoridades y funcionarios de la Colonia, tuvo un status propio y diferenciador de los restantes pueblos de su entorno durante los 68 años de vigencia del Fuero de Población para las Nuevas Poblaciones de Andalucía y Sierramorena. Así el artículo 74 de dicha norma dice: "Todos los niños han de ir a las escuelas de primeras letras, debiendo haber una en cada Concejo para los lugares de él; situada cerca de la Iglesia, para que puedan aprender también la Doctrina y la Lengua Española a un tiempo". La figura del maestro va ligada a la del sacristán, que coincidirán en los inicios de la fundación de la Colonia.[1]
  • Siglo XVIII. En los primeros años de la fundación la Enseñanza correría a cargo del fiel de fechos, y pudo estar en este estado hasta final de siglo. La enseñanza era de primeras letras, puesto que expresamente se prohibía en el artículo 75 del Fuero otro tipo de estudios.[2]
  • Siglo XVIII. Las primitivas escuelas de primera instrucción se crearon a la espalda de la casa parroquial, edificio que alberga en la actualidad la Casa de la Memoria.
  • 1806. Cuando en 1806 el subdelegado D. Joaquín Cadión propuso al Intendente D. José González Carvajal el nombramiento de un maestro para Fuente Palmera, éste respondió que se encargara de la enseñanza el sacristán Sebastián Machado, con un sueldo de 75 rs. mensuales, que no le abonarían hasta que el comandante civil y el cura certificaran la efectividad de sus clases.[3] Anteriormente para ayuda del sacristán en atención a su función educadora, se le había concedido el disfrute de una senara propiedad del Ayuntamiento ubicada en la finca de la Poza.[4]
  • 1808. El Catecismo "el niño instruido por la divina palabra"[5] pudo ser uno de los manuales empleados en los primeros momentos de la colonización. Como posiblemente también, a semejanza del resto del país, se pudo emplear el "Catecismo y exposición breve de la doctrina cristiana".[6]
  • Tras la derogación del fuero (1835), cuando se entregan los edificios, consta que existían dos de ellos para la instrucción primaria, la escuela a la espalda de la casa parroquial y la de niñas qeu se encontraba en la calle Portales, edificio conocido como de los puestos públicos.[7]
  • 1880 en adelante. "En 1880 el Supremo Consejo de Castilla sancionó los estatutos del Colegio Académico del noble Arte de primeras letras por el que se organizó el trabajo semanal de las escuelas de primeras letras. Las clases permanecían abiertas de lunes a sábado de dos a cinco de la tarde, cerrándose dos tardes, la del jueves y sábado para que los maestros participaran con sus pasantes o maestros aprendices, y en verano de cuatro a siete, en la academia o en ejercicios académicos para que adelantaran o perfeccionaran su arte o ciencia debatiendo las cuestiones más relevantes de su práctica. En esta tesitura de debate entre grupos sociales y de confiscación cultural de los más pobres, cobró vida la profesión y vocación del maestro de escuela, cuyo rol rebasaba el proceso instructivo para integrarse en las llamadas fuerzas vivas de la comunidad. Esta proyección de la autoridad moral del docente, que se agudiza en el medio agrario, contrastaba con una acusada precariedad material. La frase “ pasas más hambre que un maestro de escuela” ha pervivido en la mentalidad de todos. Ahora bien, el maniqueísmo profesional siempre rondaba a los maestros de pueblo, que ejercían su actividad lectiva en un aula y daba cabida a niños de todos los niveles educativos a los que se les enseñaban los rudimentos de la lectura, la escritura y el cálculo por las cuatro reglas y por el procedimiento memorístico. Con el inicio del siglo XX, el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes sentó las bases para dignificar el oficio, al exigir titulación, garantizar la estabilidad en el empleo y regular los honorarios. No obstante, no fue tarea fácil desarraigar el tipo de docente tan autoritario como desmotivado, ni la inclemencia de la clase, mal dotada, insalubre y carcelaria."[8]
  • En los años 30 (siglo XX), se dotó de maestro a cada uno de los diez pueblos que conforman la Colonia de Fuente Palmera.
  • 1891-1892, en la Guía de Córdoba y su provincia elaborada por Manuel Cabronero Romero, aparecen escuelas en los tres mayores pueblos de La Colonia: Fuente Palmera, Fuente Carreteros y Ochavillo del Río.

Docentes

Otros relacionados

Centros educativos


Galería

Referencias

  1. Francisco Tubío Adame Historia de la educacion primaria en La Colonia. EL Colonial, septiembre 1993.
  2. María Isabel García Cano, CARLOS III Y LAS NUEVAS POBLACIONES, CONGRESO CÓRDOBA 1988. La burocracia de las Nuevas Poblaciones: aspectos institucionales y problemas económicos del régimen foral y constitucional.
  3. María Isabel García Cano, CARLOS III Y LAS NUEVAS POBLACIONES, CONGRESO CÓRDOBA 1988. La burocracia de las Nuevas Poblaciones: aspectos institucionales y problemas económicos del régimen foral y constitucional.
  4. Francisco Tubío Adame Historia de la educacion primaria en La Colonia. EL Colonial, septiembre 1993.
  5. Tal y como señala en 1808 Juan José de Estech al maestro de Aldeaquemada.
  6. Publicación 250 Aniversario de la promulgación del Fuero de Población. Fundación Caja Rural Jaén. JMPC, ARO.
  7. Francisco Tubío Adame Historia de la educacion primaria en La Colonia. EL Colonial, septiembre 1993.
  8. "El 27 de noviembre los Maestros celebrábamos la fiesta de nuestro Patrón", D. Francisco Tubío, fuentepalmerainformacion.com
  9. Diario Córdoba 05/10/1938. "Por la Comisión provisional de enseñanza se han hecho los nombramientos provisionales siguientes:... y de la de Fuente Palmera, numero 2, doña Amparo Ocaña Corpas"
  10. Pide traslado de Fuente Palmera a Écija. Diario Córdoba. 14/06/1949.
  11. Maestro interino nombrado por la Comisión permanente de Educación primaria de la provincia de Córdoba celebrada el día 26 ¿Agosto?. Diario Córdoba. 31/08/1950.
  12. "...vivencias experimentadas desde mis primeros pasos como Maestro de Primera Enseñanza en Fuente Palmera, curso (1966/67)..." - VALORES OLÍMPICOS COMO VALORES HUMANOS. Manuel Guillén del Castillo. Académico Correspondiente.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)