Francisco Alcalde Moya

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Francisco Alcalde Moya

Biografía

Francisco Alcalde Moya


Nace el 4 de diciembre de 1952 en el castizo barrio de San Lorenzo, Calle Juan Palo. Tras sus estudios y formación cristiana en los Hijos de Don Bosco (Salesianos) adquiere la diplomatura en Relaciones Laborales por la Universidad de Granada, alcanzando un puesto de trabajo en relación a sus conocimientos en Cajasur. Su estado es de casado con dos hijos.

Francisco Alcalde desde su nacimiento tiene relación con las cofradías cordobesas, pues incluso antes de ser bautizado fue inscrito en la Cofradía de la Virgen de los Dolores (Córdoba); desde entonces quedará vinculado a la misma, desarrollando su actividad cofrade cuando era niño, y llegado el tiempo será nombrado Diputado de Cultos, Vicetesorero y Cronista de la antes dicha cofradía.

Accede en el año 2000 a la Presidencia de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba, en momentos convulsos para el mundo cofrade, tras el decreto promulgado el obispo Francisco Javier Martínez Fernández y la constitución de una Junta Gestora. Su mandato, por imperativo estatutario, durará hasta el 2008.

Siempre ha exaltado los valores cordobeses, dado que ha ejercido dos destacadas labores como vicepresidente: primero de la Federación de Peñas Cordobesas y segundo en la Asociación de Amigos de los Patios Cordobeses. No acaba sus realizaciones como buen cordobés, pues ha sido pregonero de las dos grandes romerías cordobesas como Romería de Santo Domingo (2000) y Romería de Linares (2007). Igualmente fue pregonero de las Peñas Cordobesas en las Fiestas Patronales a San Rafael (2004). También ejerce como escritor y conferenciante. Se citan algunas de las mismas.

  • Nuestra Señora de los Dolores. Tres Siglos de devoción en Córdoba. (1999)
  • Hermandades Salesianas, punto de encuentro con María. (2001)
  • La devoción a la Inmaculada en las cofradías cordobesas (2001)
  • Las Cofradías hacia el tercer milenio. (2010)

Realizaciones

En el periodo de su presidencia en la Agrupación de Cofradías se realizaron como más destacas las siguientes actividades:

  • Su mandato de ocho años en la Agrupación le caracteriza por ser un presidente dialogante y constructivo, dado que cuando fue nombrado tuvo que restañar heridas entre los mismos cofrades, de cofradías entre sí y también en relación con la jerarquía eclesial y las instituciones de la ciudad. Tanta fue su labor de concordia que solían llamarlo Francisco I el “Pacificador”.
  • Se rectificó y consolidó la Carrera Oficial de los Desfiles Procesionales que han permanecido hasta el momento de escribir esta reseña. Esto produjo una normalidad que las cofradías y los cordobeses han agradecido.
  • Se erigió el monumento callejero al maestro escultor Juan de Mesa.
  • Se incorporaron las Hermandades de Gloria a la Agrupación.
  • En el orden social se creó un Taller de Empleo en el barrio de las Palmeras, mediante el cual, la hermandad allí ubicada consiguió tallar su paso procesional, confeccionar su guión de atributos y hacer las túnicas de todos sus nazarenos. Con el tiempo, el Taller se constituyó en cooperativa y continúa haciendo trabajos de bordado para las cofradías, además de dar empleo en aquella deprimida barriada cordobesa.
  • La Junta de Gobierno promocionó la Semana Santa Cordobesa en diferentes ciudades de España como: Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y Valladolid.
  • Se iniciaron los encuentros anuales de presidentes de Agrupaciones y Consejos de Cofradías de Andalucía, de vital importancia para aunar criterios y acciones conjuntas.
  • Se recuperó para el patrimonio musical de Córdoba, y se interpretó anualmente, el Miserere a 4 y 8 voces del maestro Juan Antonio Gómez Navarro.
  • Se organizó el Pregón y el Concierto con motivo del la festividad del Corpus Christi.
  • La gestión económica de la Agrupación ha sido otro de los grandes logros de Francisco Alcalde. Gracias a sus magníficas relaciones institucionales, aportó recursos bajo el patrocinio publicitario, con su sentido de equilibrio presupuestario, consiguió durante sus ocho años de mandato, elevar las subvenciones a las cofradías hasta cuantías no conocidas anteriormente, ni superadas en la actualidad.


Opiniones

El cofrade Alcalde Moya opina así sobre temas de la Semana Santa Cordobesa y el mundo cofrade:

  • La Semana Santa Cordobesa tiene rasgos diferenciales con respecto a otras localidades de Andalucía, aunque existen puntos en común. Nuestra Semana Grande es más recogida que en otros lugares, esto no quiere decir que sea ser más austera, sino que se interioriza más el sentido penitencial de la misma.
  • La Semana Santa ha avanzado con respecto a las décadas posteriores a la posguerra, es a partir de finales de los años sesenta cuando toma un gran auge, ya que se vivía un periodo de decadencia cofrade. Actualmente estamos viviendo un cierto estancamiento que se irá superando con el esfuerzo de todos los cofrades, cuando amaine la crisis de valores y económica que sufrimos.
  • El futuro de la Semana Santa se debe orientar a que las cofradías realicen Estación de Penitencia en la Catedral, hacia ese objetivo debe evolucionar la misma. Hay muchos problemas que resolver, motivados por las dimensiones de algunos pasos, que tendrían que modificar su diseño para poder acceder a las estrechas callejas de la Judería y a la propia Catedral. Creo que con el tiempo se irán superando estos obstáculos. También los recorridos se prolongarían más para algunas cofradías, y esto será otro problema que habrá que estudiar, de forma que la Carrera Oficial sea modificada teniendo en cuenta todas las ventajas e inconvenientes. A ello habrá que añadir la mejor rentabilidad de las sillas y palcos. En definitiva, el futuro está en ir a la Catedral, pero con cabeza, sin prisas y nunca por imposición.
  • Las Casetas de Feria Cofrades son un fin secundario en la vida de las Cofradías. Deben ser principalmente lugar de encuentro para que los cofrades puedan divertirse con un sentido de hermandad entre ellos mismos y con sus amigos. Nunca deben estar subcontratadas, eso supone un negocio para terceros y una pérdida de identidad. En las Cruces de Mayo no ocurre esto, pues son los mismos hermanos los que gestionan las barras.
  • Es obvio que las relaciones con las instituciones eclesiásticas deben ser excelentes, pues somos parte de la Iglesia y por tanto debemos regirnos por las normas que emanan del Evangelio. Las relaciones con las autoridades civiles deben ser cordiales y de buena armonía, porque además de cofrades, también somos ciudadanos y debemos procurar la convivencia cívica y pacífica.


Anécdota

Cuenta Francisco Alcalde la siguiente anécdota ocurrida en torno a su Hermandad de los Dolores.

  • Siendo Hermano Mayor Fernando Fernández de Córdoba, allá por los años cuarenta del pasado siglo, se encontró a Manolete recién venido de América. Éste estaba rezando en el mosaico que la Virgen de los Dolores tiene erigido en la subida de la Cuesta del Bailío. Fernando le preguntó: -Manolo, por qué antes de entrar en la iglesia vienes a rezar al mosaico. Manolete le respondió: -Mira Fernando esto es como los toros, antes de entrar a la plaza hay que entrenarse. Eso de ir a la iglesia y ver a la Virgen de sopetón es muy duro.


Conversar con Francisco Alcalde es todo un honor, ya que es una persona afable y cordial que ha puesto su vida al servicio del mundo cofrade. Igualmente es un cordobés de profunda raíz que respira la seriedad propia del ser senequista. Siente pasión por la cultura popular de Andalucía, es aficionado al mundo taurino, del flamenco y de la copla.

Galería de Imágenes

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.00/5

2.0/5 (5 votos)