Cerro Muriano

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar


Cerro Muriano es una barriada y núcleo poblacional, perteneciente a los términos de Córdoba y Obejo, a 16,0 y 28,0 km. respectivamente y que se encuentra inscrita en el Distrito Periurbano Este-Campiña. Su origen se encuentra en la riqueza minera de la zona, habiéndose excavado desde época romana, asentándose multitud de viviendas en la zona así como desde los años 30 con la construcción de un enclave militar de importancia, BRIMZ.


Historia

CerroMuriano(1).jpg

Cerro Muriano, en la época de Tiberio (Emperador de Roma del 14 d.C. a 37 d.C.), debió de convertirse en una de las poblaciones o distritos mineros más relevantes de la Bética.

Según indica Plinio (científico 23-79 d.C.), la explotación del mineral en esta región recibia el nombre de Aes Marianum.

El nombre de la población puede proceder etimológicamente de varias palabras: Cerro de la Muerte del Latín morituri por el elevado número de mineros que morían al estar la mayoría de ellas inundadas. Otro orígen podría ser el de "mur muris" (roedor) por el elevado número de dichos animales.

Conforme a las excavaciones arqueológicas debieron sistematizarse hacia el primer tercio del siglo I d.C. durante el gobierno de Tiberio, aunque la estratigrafia del Cerro de la Coja pone de manifiesto la presencia romana desde principios del siglo I.

Cerro Muriano, ya despertó el interés de investigadores y científicos en el último tercio del siglo XIX, momento en el que la Córdoba Copper Company Ltd. comienza la explotación.

Durante la II República, el entonces Ministro de Defensa Azaña adquirió para el Estado los terrenos que actualmente ocupa la Base Militar de la BRIM X. Dicha base ha sido muy conocida por generaciones de españoles que realizaban el servicio militar allí.

Desde el año 1929, tras la decisión de la Córdoba Copper Company Ltd., de abandonar la explotación minera en la zona, provocada por la caída del precio del cobre en la Bolsa de Londres tuvo su máxima expresión con el cierre del Pozo de San Rafael. Cerro Muriano perdió su principalrecurso económico.

Una de las fotografías mas representativas de la Guerra Civil, "Muerte de un miliciano", fué realizada por Robert Capa en Cerro Muriano el día 5 de septiembre de 1936 (Cerro de la Coja). Sobre este asunto hay diversas opinines. (Ver Fernando Penco Valenzuela).

Las distintas intervenciones y estudios arqueológicos que se han llevado a cabo en la localidad desde mediados de la década de los 90 en el Cerro de la Coja, no han hecho sino poner de manifiesto la relevancia de este yacimiento arqueológico.

Cultura

Historia de la Minería


Patrimonio Histórico Andaluz en Cerro Muriano


Revistas, Cuentos, Leyendas y Poemas


Cancionero

Villancicos


Gastronomia


Monumentos y lugares de interés

Edificios religiosos y Hermandades

Centros de educación

C.E.I.P. Santa Bárbara


Turismo

Fiestas locales


Patrimonio natural

En el paisaje de Cerro Muriano hay grabado un importante legado histórico. Pasear por sus caminos de leyenda es palpar con nuestros sentidos toda su herencia histórica. La rica toponimia del lugar es demostrativa de su antiguo esplendor.

Estos parajes han visto desde la antigüedad más remota cómo sus bosques han sido utilizados como materia prima de combustible para la actividad minera. Por ello, no es raro que la vegetación escasee en muchas zonas, ya que la producción mineral de estas sierras se concentró en este lugar. Por tanto la vegetación que predomina es el bosque de repoblación sobre todo pinar.

El yacimiento del Cerro de la Coja se encuentra próximo a la población. En este lugar existe una cueva (antigua cisterna perteneciente al conjunto de las Thermas), en la cual vivía la señora Filomena Díaz Rubio y su familia, Filomena, perdió una pierna durante un bombardeo en la guerra civil, quedándose "coja", por lo cual este lugar recibe este peculiar nombre.

Desde este cerro donde se encuentra el Mirador del Cerro de la Coja de Cerro Muriano podemos observar un espectacular paisaje desde el cual se divisa parte de nuestra sierra, del pantano de Navallana y algunos pueblos de la campiña. Los materiales de desecho o escorias de dicha fundición yacen amontonadas en la superficie por distintas zonas, creando un paisaje peculiar, conocido en la zona como “gachas negras”.

Como testigo de ésta riqueza minera ha quedado una gigantesca roca de cuarcitas que semeja a dos leones besándose y que por estos lugares se denomina la Piedra Horadada, símbolo del Colegio Público “Santa Bárbara”.

Desde la Ermita de Nuestra Señora de los Pinares podemos disfrutar de las extensas vistas que nos ofrece el Mirador de Media Andalucía, llamado así porque desde él se divisan cuatro de nuestras ocho provincias andaluzas. Disfrutaremos más aún si subimos a la cota más alta de la zona Torreárboles con 693 m.

Se puede observar amplias zonas de monte en las que predomina la jara, seguida del lentisco, retama e inhiesta mezclada con encinas y pastizales. Las especies forestales en las repoblaciones están formadas de pino piñonero, negral y en menor medida de pino carrasco, canario y eucaliptus, estos últimos ocupando las partes húmedas de las umbrías y arroyos.

También destacan en el paisaje las pequeñas huertas para el consumo familiar que se alternan con grandes fincas, algunas de las cuales con cotos de caza menor y mayor.

El pantano del Guadalnuño es otra de las bellezas paisajísticas de nuestra zona, en él podemos disfrutar de la pesca de especies como la carpa o los black- bass entre encinas y adelfas. Existe entre los vecinos y foráneos una gran tradición a la recogida en determinadas épocas del año, de algunos productos que nos ofrece la naturaleza. En nuestros campos se crían numerosas setas comestibles, entre las que destacan los faisanes, los níscalos y las célebres setas azules. No menos interesante es la recogida de espárragos silvestres, tanto trigueros como amargosos.


Callejero

{{{descripción}}}



Fuentes bibliográficas


Direcciones de Internet

Galería


Vídeos

Principales editores del artículo

Hay 13 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

3.6/5 (9 votos)