Avenida del Gran Capitán

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar


Situación
En la confluencia de Gondomar y Concepción hasta Avenida del Brillante
Barrio
Centro Comercial
Otras denominaciones
El tramo hasta Ronda de los Tejares se conoce como el bulevar
Transporte
Parada de bus:
Parada de taxi: si


La avenida del Gran Capitán es una de las calles más importantes de Córdoba, tanto por su ubicación en el centro de la ciudad, como por la presencia de edificios de organismos públicos y privados.

Su extremo sur se sitúa en la confluencia de las calles Gondomar y Concepción, frente a la Iglesia de San Nicolás de la Villa. Desde ahí se prolonga hacia el norte en forma de bulevar peatonal hasta llegar a la avenida Ronda de los Tejares. En este primer tramo confluyen en ella las calles Morería, Góngora, Alonso de Aguilar y Conde de Robledo.


A partir de la intersección de la avenida con Ronda de los Tejares (donde se sitúa la Fuente de los Cubos) la calle está abierta

al tráfico en sentido sur, siendo una vía muy transitada por el tráfico. Hasta el soterramiento de las vías del tren, la avenida desembocaba en la avenida de América. En este segundo tramo confluyen a la avenida las calles Reyes Católicos, Fray Luis de Granada, Alhakén II y Benito Pérez Galdós.


El tercer tramo de la Avenida del Gran Capitán lo constituye el tramo comprendido entre la Avenida de América hasta la plaza de la Constancia y la avenida del Brillante. Este tramo atraviesa el conocido como Vial Norte, teniendo como afluyentes en su parte este la Avenida de la Libertad, calle de la Radio, calle de Doña Berenguela y la calle Abderramán III. En su parte oeste desembocan en la misma la calle Goya y la calle Beatriz Enríquez.


Historia

En 1843 se crea una alameda en los terrenos del desamortizado Convento de San Martín, situado frente a la puerta Norte de la Iglesia de San Nicolás de la Villa. Quedaba en alto, con forma de cruz y se cerraba con una verja.

Sin embargo, la llegada del tren y la necesidad de crear un espacio amplio que permitiera llegar hasta el mismo, hizo que se planteara la hasta entonces, mayor reforma urbanística que había tenido la Villa[1]. Asimismo un deseo de la burguesía cordobesa por tener un espacio amplio para la creación de un espacio típicamente burgués para que el ferrocarril constituyó un ecelente pretexto[2]

Plano de construcción de la Avenida del Gran Capitán de Pedro Nolasco Meléndez

El actual paseo se comienza en 1859 y finaliza en 1862 desde el tramo comprendido entre la actual Ronda de los Tejares, bajo la dirección del arquitecto Pedro Nolasco Meléndez, con intención de llevarlo hasta la muralla, en dirección a la estación de ferrocarril. El proyecto contemplaba además una serie de operaciones de realineación del viario adyacente entre las que destacan la práctica desaparición de la calle de los Limones en su parte intermedia; la desaparición completa de la calle de San Martín, además de la expropiación de diferentes casas frente al actual edificio del Banco de España y la realineación de la calle de la Paciencia

Fruto de esta reordenación, corresponde la construcción del Café del Gran Capitán y del Gran Teatro, solares cedidos por parte del Ayuntamiento a iniciativas privadas para construir en principio casas, aunque posteriormente derivaron tanto en el café como en el teatro que aún conocemos.


Siglo XX

Estatua del Gran Capitán en el cruce de la avenida con Ronda de los Tejares
El Paseo era un gran eje central peatonal, ajardinado en sus bordes. El 5 de junio de 1907 se inaugura el primer tramo entre la Iglesia de San Nicolás de la Villa y la por entonces llamada Avenida de Canalejas (hoy Ronda de los Tejares)

En el cruce de esta avenida es el lugar elegido para colocar el Monumento al Gran Capitán, inaugurándose el 15 de noviembre de 1923, situándose originalmente en el cruce de la Avenida del Gran Capitán y de Ronda de los Tejares. Poco tiempo después de su inauguración, en 1927 se decide su traslado a la Plaza de las Tendillas, donde se encuentra hoy en día.

En el año 1954 se elimina la hilera de farolas centrales centrales bajo el mandato del alcalde Antonio Cruz Conde para establecer un eje rodado de vehículos que permita el acceso al centro de la ciudad.

Tal y como había ocurrido desde la creación de la Avenida a mitad del siglo XX, la Avenida del Gran Capitán destaca por ser centro de paseos y vida social de todos los cordobeses. Gracias a la presencia de dos lugares de encuentro como el Círculo Mercantil y el Círculo de Labradores, así como salones de te como el Salón de Te Dunia o el Hotel Simón, la avenida del Gran Capitán continuó siendo un paseo.

Segunda mitad del siglo XX

Parada de taxi, frente al Gran Teatro.
Eladio Osuna flickr.com

La creciente proliferación del tráfico rodado en la Avenida del Gran Capitán hizo que la avenida fuera cada vez más destinada al transporte rodado que no al paseo. No será hasta mitad de la década de los 80, cuando tras la decisión por parte del gobierno municipal de Julio Anguita, de construir un parking subterráneo en la parte sur de la Avenida, cuando retome la función de paso que había tenido prácticamente desde su nacimiento. Gracias a que la obra encontró cantidades considerables de restos tanto romanos como árabes que hicieron que el proyecto quedara en punto muerto, se frustró el proyecto de construcción del paseo, enterrándose el yacimiento con nocturnidad, construyéndose un parque de albero en la antigua avenida transitada.

La actual configuración de la Avenida en su tramo entre la calle de Gondomar y Ronda de los Tejares se debe al año 1989 gracias a la remodelación integral que se llevó a cabo por el arquitecto Juan Serrano Muñoz. Recuperado más tarde su original uso de Paseo, hoy, la Avenida del Gran Capitán se convierte en el centro comercial y social de la ciudad dando cabida al Gran Teatro, sedes de las principales instituciones locales como el Edificio del Banco de España, el Edificio de Sindicatos, la Delegación de Hacienda, junto al mayor centro comercial cordobés, así como parte integrante del nuevo Vial Norte, conectando la Avenida del Gran Capitán con la Avenida del Brillante.

Durante todo el siglo XX se produce la construcción de los diferentes edificios que hoy conforman la Avenida del Gran Capitán en su primer tramo. Entre ellos destacan la construcción del edificio del Banco de España (1934), edificio de Sindicatos (años 40), edificio del Banco de Jerez, edificio del BBVA (1975), Delegación de Hacienda (1976) entre otros.

Cabe destacar entre el anecdotario de esta clle que en el año 1951, Lola Flores y Manolo Caracol rompieron su relación artística tras una fuerte enfrentamiento en la esquina que linda con Ronda de Tejares.

Dada la creciente importancia de la avenida así como su centralidad, la avenida del Gran Capitán se ha convertido en escenario de casi todas las manifestaciones y protestas que se celebran en Córdoba, junto a la plaza de las Tendillas.


Desaparecido

Establecimientos Comerciales

Referencias

  1. Cristina Martín López, Córdoba en el siglo XIX. Modernización de una trama histórica, Gerencia de Urbanismo. Ayuntamiento de Córdoba
  2. García Verdugo, F.R, [[Producción y propiedad del suelo urbano en Córdoba:El sector del Gran Capitán (1859-1936), Universidad de Córdoba. Facultad de Filosofía y Letras. Memoria de Licenciatura (inédita). -Citado en Córdoba en el siglo XIX. Modernización de una trama histórica

Galería de imágenes

Genéricas

Antiguas

Principales editores del artículo

Hay 9 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

2.6/5 (9 votos)