Chozos de la Colonia de Fuente Palmera

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Antigua choza de Silillos, Fuente Palmera

Según Pascual Madoz[1] y Manuel Cabronero[2], este municipio, disponía en la segunda mitad del XIX, de un buen número de este tipo de albergues, fruto del proceso colonizador que se inició un siglo atrás; como al igual ocurrió en otros municipios del entorno como La Carlota, La Victoria y San Sebastián de los Ballesteros. Concretamente, cuantifican en 182 las casas de rama hacia 1852 y en 297 chozas hacia 1887, repartidas por su villa, aldeas y suertes. En la propia población de Fuente Palmera, en 1852 se refieren 314 casas, de las cuales 182 eran de rama, terminología utilizada para las casas de tapial y cubierta vegetal. Entre sus aldeas, se puede realizar una aproximación de construcciones entre casas tejadas y chozas:

Panorámica de la aldea de Fuente Carreteros. Cortesía de Antonio Jiménez Morello
Imagen de la Choza de la familia Jiménez Morello
  • En Fuente Carreteros hacia 1887, se daban 149 edificios y albergues dentro de su núcleo urbano. A mediados del siglo XX algunas fotografías dan una idea de la alternancia aún de casas tejadas y de paja dentro de esta aldea. En su entorno, igualmente se localizaban otras chozas, como la de la familia de Antonio Jiménez Morello, informador que aporta algunas imágenes.
  • La Herrería tenía en 1852, 7 casas de teja y 14 de rama; y en 1887 unos 53 edificios y albergues.
  • En Ochavillo del Río en 1852 se refieren 11 casas de teja y 28 de rama, citando entonces esta población con el nombre de Aldea del Río. Posteriormente, en 1887 aparecen 85 edificios y albergues. En las Barrancas del Picacho, se asentaban algunas chozas como la de la Tía Pilar y la Choza de Eusebio Yamuza, según González Mestre[3], quién resalta, que este tipo de vivienda se utilizó en Ochavillo del Río hasta la década de los sesenta del siglo XX.
Finca de los días de la fundación de la Colonia. Fuente: Libro de Friedrich Huber: Fuente Palmera - eine gescheiterte Feldforschung?
  • En Peñalosa, Madoz cita textualmente en 1852; se compone de 3 casas de teja y 20 de rama. En 1887 existían 61 edificios y albergues. Hoy en día, según el informador Marcos Armesto, se mantiene una casa reformada, que en su interior conserva la armadura de madera de su original cubierta vegetal. Actualmente, en el paraje de Picachos de Medrana se conserva un pequeño chozo vegetal.
  • En Silillos, igualmente existían en 1887, 73 edificios y albergues. Ya en el siglo XX, hasta después de su segunda mitad, y según algunos informadores, aún pervivían algunas de estas construcciones.
  • En La Ventilla, en 1852 Madoz refiere se compone de 7 casas de teja y 40 de rama. Y en 1887 se cuantifican 18 edificios y albergues.
  • Villalón tenía en 1887 de igual manera 19 edificios y albergues.
  • Villar. En 1852, se hace referencia a su disposición aunque sin citar chozas. Y en 1887 se dan 66 edificios y albergues.



Apuntes

Choza antigua
  • Se trataba de un tipo de construcción típico en la zona de Las Nuevas Poblaciones de Carlos III a raíz del fenómeno de la colonización: para albergar provisionalmente a los primeros colonos se había previsto la construcción de barracones en los futuros lugares de población, siendo la primera tarea de los colonos la de construir sus "chozas o cabañas" según indicaciones del Fuero.
  • Se trata de un tipo de construcción clasificada como Choza vegetal andaluza.
  • En la zona de La Carlota y Fuente Palmera, se ha constatado que existían personas dedicadas específicamente a techar chozas y almiares.



Conocimiento de las chozas a través del fuego

Chozas al fondo
  • "...se ha dado noticia de haber quemado los paisanos en la noche del día siete del mismo mes, muchas barracas de los colonos establecidos en Fuente Palmera, La Carlota y La Luisiana, después de haber intentado forzar sus puertas; haberse observado tres fuegos en distintas partes en la tarde y noche del día diez que había costado gran dificultad de cortar después de tres horas, y de haber abrasado barracas"[4]
  • "En La Cañada de Rabadán los vecinos bajaban a refugiarse fuera del pueblo, en el campo, para evitar a los jinetes que llegaban a pleno galope de la Torquilla, que siempre les quemaban los chozos."[5]
  • "Terminado el enfrentamiento parte de la fuerza regresó a Écija quedando un retén al mando del Teniente Pardo para dar seguridad. Los ecijanos estuvieron esa noche en el pueblo y volvieron a Écija a las 10 de la mañana. Este retén a su vuelta hizo cargas en Fuente Carreteros y quemó chozos en La Cañada del Rabadán."[6]
  • "Tenía 18 años cuando estalló la guerra...Los ecijanos estuvieron esa noche en Fuente Palmera y volvieron a Écija a las 10 de la mañana. Quemaron los chozos de La Cañada e hicieron cargas en Carretero."[7]
  • “Mi abuelo me comentaba que los ecijanos y palmeños antes quemaban chozos y destrozaban las cosechas de los colonos”[8]
  • Una anciana de La Cañada del Rabadán aún recuerda que, "cuando yo era joven, hubo un tiempo que pasamos mucho miedo, porque construíamos nuestros chozos y, sin que supiéramos por qué, venían los ecijanos y los quemaban". Esta mujer señala que ahora sí conoce la razón de aquellas acciones: "Aquí todos sabemos que la tierra que nos rodea es de Écija, aunque desconocemos dónde está el límite de la provincia. De todas maneras, formamos parte de Fuente Palmera, somos cordobeses".[9]


Otros testimonios

  • “Mi madre tenía dos chozos techados con pasto y me dio uno para poner mi cuarto, y eso que éramos cinco hermanos. Al otro día de casarme me fui a trabajar a Palma del Río en bicicleta y cuando vine, hice las tapias del chozo que entonces se hacían de tierra, y la teché con pasto. La luz que tenía era capuchina de aceite.” Testimonio de Valle Román Nieto. [10]
  • "Indica el camino hacia una finca antaño salpicada de chozos como el resto de aquella población en 1912". Acerca de la infancia de Capitán Chimeno en Silillos.[11]
  • "Cuando Carmen contaba con once años, su padre compró un pedazo de tierra en Ochavillo Alto. Allí se hizo un chozo, que más tarde quedó calcinado por un incendio fortuito y acabó construyendo su casa, donde contaba con algunos recursos, pero, aun así, cada día se iba a trabajar a la finca de La Estrella." Colona de mayor edad Carmen Caro Ramos, Carmen “La chaleca”.[12]

Artículos relacionados



Referencias

  1. SÁNCHEZ ZURRO, Domingo (ed.) (1987). Diccionario Geográfico-estadístico-histórico de Andalucía (Córdoba). Pascual Madoz (1845-1850). Ambito Ediciones S.A., Valladolid, 233 pp.
  2. CABRONERO Y ROMERO, M. (1891). Resumen por ayuntamientos de todos los edificios y albergues. Fuente Palmera (pag. 83)
  3. GONZÁLEZ MESTRE, M. (2006). (www.ochavillo.com)
  4. Real Cédula 17 de Octubre de 1769.
  5. 1936. Memoria de un tiempo silenciado
  6. República y Guerra Civil en Fuente Palmera (1931-1939). Alberto González Sojo.
  7. 1936. Memoria de un tiempo silenciado
  8. Fuente Carreteros Wikipedia
  9. Noticia Diario Córdoba
  10. Testimonio de Valle Román Nieto extraído del libro Querer aprender, querer vivir
  11. El héroe que inquietó a Queipo de Llano e inspiró a Pedro Garfias. El Colonial, periódico independiente. Julio-Agosto 2010.
  12. Colona de mayor edad Carmen Caro Ramos, Carmen “La chaleca” El Colonial, periódico independiente. Julio-Agosto 2011.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)