La Carlota

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Bandera de La Carlota.svg.png 550px-Escudo de La Carlota.svg.png
Bandera de La Carlota Escudo de La Carlota
Término municipal
Municipio de La Carlota
Código postal 14100
Coordenadas
 - Latitud:
 - Longitud:

37°40' N
04º56' 0
Superficie 79 km²
Altitud 215 m
Población (2012) 13.743 hab.
Gentilicio Carloteño/a y colono/a
Ríos
Alcalde Antonio Granados Miranda (PSOE)
Comarca Vega del Guadalquivir
Partido Judicial Posadas
Pirámide de población
Grupos quinquenales.
Cohortes plantilla h.png Cohortes plantilla m.png
Fuente INE, censo 2001.


La Carlota es un municipio situado a 30 km al oeste de la ciudad de Córdoba, y al pie de la Autovía del Sur. La superficie del término de La Carlota es de 78'84 kilómetros cuadrados y su altitud media sobre el nivel del mar es de 215 m. Limita con los municipios de Écija, Santaella, La Victoria, La Rambla, San Sebastián de los Ballesteros, Guadalcázar y Córdoba.

Geografía

La Carlota se encuentra a 30 km al oeste de la ciudad de Córdoba, y al pie de la Autovía del Sur. La superficie del término de La Carlota es de 78'84 kilómetros cuadrados y su altitud media sobre el nivel del mar es de 215 m. Limita con los municipios de Écija, Santaella, La Victoria, La Rambla, San Sebastián de los Ballesteros, Guadalcázar y Córdoba.

Clima

Tiene un clima mediterráneo continentalizado, con influencias atlánticas. Los inviernos son suaves, aunque con algunas heladas y los veranos muy calurosos, con importantes oscilaciones térmicas diarias y temperaturas máximas que se encuentran entre las más altas de Europa, sobrepasándose todos los años los 40º en varias ocasiones. Aunque las mínimas son más frescas, la temperatura media es superior a los 27º en julio y agosto (las más altas de España y de Europa). Las precipitaciones se concentran en los meses más fríos, debido a la citada influencia atlántica, ya que se producen por la entrada de borrascas desde el oeste, situación que se da más en el periodo de diciembre a febrero, y presenta una fuerte sequía estival, típica de los climas mediterráneos. Las lluvias anuales superan de media los 600 mm, aunque hay una importante irregularidad interanual.

Flora

El municipio de La Carlota posee una particularidad que lo diferencia de otras localidades campiñesas. Se trata de la presencia de algunos "bosquetes" o "islas vegetales", es decir, manchas de bosque mediterráneo aisladas en medio de la tierra calma de labor y que constituyen una prueba palpable de que antes de la colonización fue una significativa zona de monte. Entre ellos destacan el Monte de El Hecho,próximo a la aldea de Las Pinedas, y la Torrontera Blanca, en las cercanías de El Arrecife. Su vegetación es la típica del bosque mediterráneo, con presencia de árboles de gran porte como encinas y de arbustos y matorrales como retamas y palmitos. Por todo el término existen también otras especies introducidas por el hombre pero que no forman parte del paisaje tradicional, como los eucaliptos, las pitas o las chumberas.

Fauna

Destacan especies propias del espacio campiñés. En lo concerniente a pájaros: perdices, gorriones, jilgueros, verdecillos, etc.; en cuanto a mamiferos: liebres, conejos, erizos, zorros, etc.; y finalmente en reptiles: galápagos, lagartos, culebras, etc.

Población

Demografía

La población residente a lo largo de todo el año en La Carlota es sensiblemente superior a la empadronada, debido fundamentalmente a la considerable presencia de vecinos de Écija que residen en el 2º Departamento y de vecinos de Córdoba que viven en el 4º Departamento. Por otro lado, en verano la población aumenta notablemente hasta alcanzar los dieciséis o diecisiete mil individuos.

Año Población
1910 6.543
1920 7.439
1930 8.863
1940 9.648
1950 10.093
1960 10.611
1970 8.120
1981 7.971
1991 8.843
2001 10.756
2011 13.595

Núcleos de población

Debido a la historia de su fundación la población se halla repartida en 11 distritos o núcleos, el propio de la cabecera del municipio de La Carlota y diez departamentos. Estos departamentos son:

- Pedanías: además de los departamentos anteriores se encuentra:

Barriaga

- Centros educativos: Ver categoría Centros de educación de La Carlota

- Medios de comunicación: En La Carlota, las primeras publicaciones periódicas locales no surgieron hasta prácticamente finales del siglo XX; teniendo la mayor parte de ellas un carácter efímero. Actualmente cuenta con tres medios de comunicación destacados, dos en soporte papel y otro en formato digital:

-Publicaciones sobre historia de La Carlota:

- Datos poblacionales

Economía

Historia

Grupo escultórico de Carlos III.

La Carlota fundada en 1768 debido al interés del rey Carlos III por colonizar algunas zonas despobladas del valle del Guadalquivir y Sierra Morena. El marco legal para llevar a cabo esta empresa colonizadora lo constituyó el Fuero de las Nuevas Poblaciones de Andalucía, que estableció dos grandes zonas de colonización cuyas cabeceras serían La Carolina (actualmente en la provincia de Jaén) y La Carlota (hoy en la de Córdoba). El objetivo de esta colonización fue triple: por una parte proteger el tránsito de individuos poblando estas zonas (despobladas desde la Edad Media) que servían de refugio al bandolerismo, por otra poner en explotación grandes zonas improductivas hasta entonces, y por último establecer una sociedad modelo con el objetivo de exportar sus ventajas a otras áreas de la monarquía. El proyecto fue impulsado por dos grandes ilustrados: Campomanes y Pablo de Olavide, quien fue comisionado para llevar a cabo la colonización, recibiendo para ello el título de superintendente de las Nuevas Pobalciones de Sierra Morena y Andalucía.

El reclutamiento de colonos que habitasen estas tierras le fue encargado al aventurero bávaro Juan Gaspar de Thürriegel, que trajo a España algo más de siete mil colonos católicos alemanes y flamencos. Tal es el motivo de que aún subsistan apellidos y rasgos étnicos centroeuropeos entre sus habitantes. De aquellos colonos se establecieron en La Carlota aproximadamente 1.600.

A la influencia francesa y de la Ilustración se debe el que administrativamente el municipio se dividiese en "departamentos", y no en aldeas, y que la Real Carlota fuese no solo la cabecera de su actual municipio, sino también capital de las colonias occidentales, que comprendían San Sebastián de los Ballesteros (Córdoba), Fuente Palmera (Córdoba) y La Luisiana (Sevilla). Por el mismo motivo el urbanismo de La Carlota es ortogonal, con calles que se cruzan perpendicularmente y dan lugar a manzanas regulares, que se extienden a ambos lados del Camino Real (luego carretera nacional IV) que llevaba desde Cádiz a Madrid.

Entre sus lugareños ilustres se encuentra el escritor Juan Bernier.

Situación en La Carlota

Monumento conmemorativo de la fundación.

Avenida principal y arteria de la localidad, con trazado longitudinal a lo largo de la localidad que la atraviesa, presenta en su zona central un gran bulevar destinado a paseo y esparcimiento de sus habitantes. También es lugar donde se celebran un número elevado de acontecimientos por su poder de concentración de personas y amplitud. La distribución de la circulación se realiza en un sentido para cada margen del bulevar y con dicha Avenida enlazan un número muy importantes de calles.

A la influencia francesa y de la Ilustración se debe el que administrativamente el municipio se dividiese territorialmente en "departamentos", dentro de los cuales se establecerían distintas aldeas y casas.

La Carlota fue, no sólo la cabecera de su actual municipio, sino también capital de las colonias de Andalucía, que también integraban a San Sebastián de los Ballesteros, Fuente Palmera y La Luisiana (Sevilla). Por el mismo motivo el urbanismo de La Carlota es ortogonal, con calles que se cruzan perpendicularmente y dan lugar a manzanas regulares, que se extienden a ambos lados del Camino Real (luego carretera nacional IV) que llevaba desde Cádiz a Madrid.

  • Algunos apellidos: fruto de la procedencia del grueso de colonizadores, es frecuente encontrar entre los habitantes apellidos europeos, algunos castellanizados, tales como: Bernier, Hamer, Hens, Hermán, Ots, Reifs, Rot, Wals o Wic.

- Heráldica:

- Lugareños ilustres

Callejero de La Carlota

{{{descripción}}}


{{{descripción}}}

Urbanizaciones de La Carlota

Cultura

- Tradiciones:

  • Las Palmitas del arroyo.
  • La Candelaria
  • Huevos pintados de pascua.
  • Romería San Isidro Labrador.


- Gastronomía:

  • Salmorejo blanco.
  • Gazpacho blanco.
  • Aceitunas "partías".
  • Masa de chorizo frito.


- Productos Típicos:

  • Chorizo de cerdo.
  • Lomo de cerdo.
  • Morcilla.
  • Rebanás con manteca "colorá".

Turismo

Monumentos y lugares de interés

Biblioteca, Archivo, Museo Municipal, Colegios públicos, I.E.S

Espacios Naturales

Fuentes de La Carlota

Conducciones subterraneas de La Carlota

Caminos rurales de La Carlota

Hostelería:

  • Hoteles, 3.
  • Camping.
  • Varios salones para celebraciones, convenciones, etc.
  • Varios Restaurantes.
  • Variados Bares, de todo tipo, con excelentes "tapas".

Fiestas locales


El Deporte en Andalucía

Direcciones de Internet

Fuentes bibliográficas

Ciudades hermanadas

Argentina Bandera de Argentina.png

La Carlota Departamento Juárez Celman, provincia de Córdoba

La Carlota en el mundo

Argentina Bandera de Argentina.png

La Carlota Departamento Juárez Celman, provincia de Córdoba Filipinas Bandera de Filipinas.png

La Carlota Negros Occidental, región de Visayas
El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de la Enciclopedia Libre Universal, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.


Fuente

El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.


La Carlota en Rincones de Córdoba con encanto[1]

Desde que La Carlota se desembarazó de la molesta travesía, dogal que la estrangulaba, y reconvirtió su cinta gris en ameno paseo peatonal, los monumentos carolinos que jalonan la villa han ganado encanto, libres ya del obstinado fragor del tráfico.

Nada más entrar en el pueblo, sale al paso el monumento a Carlos III, erigido en 1967 por iniciativa de la Real Academia para conmemorar el bicentenario de la villa. Sobre un restaurado pedestal de mármol negro, Carlos III entrega el decreto fundacional de las Nuevas Poblaciones a don Pablo de Olavide, en presencia del Conde de Campomanes –resplandecientes en piedra blanca labrada por Pablo Yusti–, “merced a cuyos desvelos fue posible que hombres de diversas naciones de Europa, atraídos por la fama legendaria de Andalucía, vinieran a transformar estas tierras estériles y desiertas”, como evoca la inscripción del pedestal. Esa pincelada histórica permite comprender la arquitectura fundacional, que tanta personalidad confiere a La Carlota, cuyo propio topónimo constituye un homenaje al ilustrado monarca.

El principal encanto de la villa lo aprecia el viajero en su acogedora plaza de la Iglesia, dominada por la parroquia de la Purísima Concepción. Es una plaza que ensaya la cuadratura del círculo, pues en su planta cuadrada se inscribe un paseo circular delimitado por poyos y escalinatas. Lo flanquean arriates en los que crecen amenos naranjos, cítricos que también festonean las calzadas laterales, cuyas copas ocultan la algarabía de los pájaros. El círculo central es un salón al aire libre pavimentado de baldosas amarillas interrumpidas por pasillos radiales de indefinido color oscuro. En el centro un espacio enchinado sustenta una farola de cuatro brazos, del mismo estilo de las que alumbran la noche desde los ángulos. Sencillas casas de dos plantas festonean la plaza, entre las que destaca la antigua Cárcel, en la esquina con la calle del Rey.

Domina el equilibrado conjunto urbano la gracia barroca de la parroquia, en la que el viajero no sabe qué admirar más; si los tres grandes arcos moldurados de ladrillo por los que se abre el pórtico que cobija la portada, o los campanarios gemelos de dos cuerpos que surgen del tejado. Lo mejor será admirar la belleza del conjunto, para qué fragmentarla, y recrearse luego en los innumerables detalles estéticos que la hermosean, como esas hornacinas en las enjutas de los arcos que acogen sendas esculturas de San Pedro y San Pablo, obras recientes de Miguel Arjona; o las preciosas torres gemelas, rejuvenecidas tras el enfoscado de su erosionado ladrillo, en cuya decoración se emplea valientemente, como en la portada, el color rojo almagra, que resalta la luminosa blancura de la cal. En el interior, de tres cortas naves, el viajero debe admirar tres retablos de mármol, procedentes de iglesias de la Compañía de Jesús –no hay que olvidar que la creación de las Nuevas Poblaciones coincide con la expulsión de los jesuitas, decretada por Carlos III en 1767– y advertir que el retablo mayor, de estilo rococó, procede de la capilla catedralicia de la Transfiguración.

Si bien la plaza de la Iglesia ocupa un lugar indiscutible en los espacios con encanto que embellecen La Carlota, no conviene que el viajero pase de largo por el antiguo Palacio de la Real Intendencia, sede del Ayuntamiento, que despliega su fachada de ladrillo a lo largo de una luminosa placita de cuadrículas empedradas, festoneada de naranjos y palmeras. Sobresale en el edificio su cuerpo central, un gran nicho entre fuertes pilastras en el que se inscriben portada y balcón, todo ello coronado, ya sobre el tejado, por el cuerpo del reloj, en el que figura el escudo de Carlos III labrado en piedra. A cada lado de la portada se abren seis ventanas en la planta baja y otros tantos balcones en la alta, que acentúan la horizontalidad del hermoso edificio. Desde cualquiera de los bancos de hierro situados frente al palacio puede el viajero sumergirse en el apacible ambiente cotidiano, mientras las palomas del entorno se alborotan cada vez que las campanas desgranan las señales horarias.

Antes de abandonar La Carlota debe asomarse el viajero al cercano cementerio –recomendación nada macabra– para apreciar el encanto de su portadita barroca, resplandeciente de cal. Y si se anima a traspasar el umbral, podrá leer en las lápidas numerosos apellidos de raíces centroeuropeas.

</div>


Referencia

  1. MÁRQUEZ, F.S.. Rincones de Córdoba con encanto. 2003. Diario Córdoba

Principales editores del artículo

Hay 21 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente2.60/5

2.6/5 (10 votos)