Arcángel San Rafael

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Arcángel San Rafael de la Iglesia del Juramento de Córdoba

Contenido

San Rafael

El Arcágel San Rafael es el Custodio de Córdoba desde el siglo XVI, tal como proclamó ante el padre Roelas, cuando la pese azotó a la ciudad.

La devoción por San Rafael ha llevado a que en la actualidad se le tome como patrón de la ciudad, en lugar de San Acisclo y Santa Victoria. Su fiesta, el 17 de noviembre, no es fiesta local, ya que Córdoba celebra su festividad local el antiguo día de San Rafael, el 24 de octubre.

La ciudad está llena de referencias al Arcángel. Los más visibles son los Triunfos, pero también el estadio municipal, un antiguo arroyo, hoy desaparecido, calles y plazas, iglesias (iglesia del Juramento de San Rafael, Iglesia de San Rafael), un cementerio, unas bodegas... y por supuesto, el propio nombre, uno de los más comunes en Córdoba.


Leyendas

Teodomiro Ramírez de Arellano recoge en su Paseos por Córdoba que cuando la peste asolaba la ciudad en el Siglo XVI, el Arcángel se apareció en sueños al padre Andrés de las Roelas, estando el fraile gravemente enfermo. Durante sus apariciones le reveló que el salvaría a la ciudad de la peste. Parece que, efectivamente, poco después de la última dejaron de morir las gentes de Córdoba. Fue nombrado Custodio Eterno de la ciudad y pocos años después se levantó el primero de los triunfos a él dedicados por la ciudad.

Otro milagro atribuido al Arcángel es la identificación de las reliquias de los Santos Mártires aparecidas en Iglesia de San Pedro. El mismo padre Roelas, aún convaleciente, decidió salir a pasear. Sin apenas darse cuenta llegó al quemadero (Ronda del Marrubial), y allí vio tres figuras, dos hombres y una mujer que irradiaban gran luz. Al acercarse a él, uno de ellos le habló de San Acisclo y Santa Victoria confirmándole que los restos hallados recientemente les pertenecían.

Debido a esta tradición, el nombre de Rafael es el más popular en nuestra ciudad, siendo difícil no encontrar en cualquier familia alguien llamado así.


Tradiciones

Mosaico de San Rafael


Su fiesta se celebra el 24 de octubre. A finales del siglo XX la festividad de los Arcángel San Gabriel, San Miguel y San Rafael fueron reunidos en un mismo día, el 29 de septiembre. Sin embargo, a Córdoba se le concedió el privilegio de mantener la festividad según la tradición, en atención a la gran devoción que la ciudad le dedica. Es, junto a la Fuensanta, las dos fiestas locales de la ciudad.

Es tradicional que en este día de San Rafael los cordobeses acudan en masa al campo a degustar los conocidos peroles, así como acudir a la Iglesia del Juramento a ver al llamado Custodio de la ciudad.

En Córdoba el nombre de Rafael (Rafa) es uno de los más populares. Casi en cada familia hay un Rafael o Rafaela, aunque en los últimos años del siglo XX, la popularidad del nombre femenino ha decrecido mucho.


Triunfos

Debido a la extensa devoción existente en la ciudad, básicamente cada barrio del casco histórico de la ciudad mantiene triunfos y estatuas dedicadas al arcángel:


{{{descripción}}}




Altares

En la esquina de las calles Candelaria y Lineros hay un Altar o retablo del Arcángel San Rafael, a ambos lados, San Acisclo y Santa Victoria, y debajo, en una hornacina, la Virgen de Linares. Fue realizado en el siglo XIX.

Teodomiro Ramírez de Arellano lo recoge en Paseos por Córdoba:


Lápida explicativa del retablo
En la esquina de la calle de la Candelaria hay una especie de retablo con San Rafael y los patronos San Acisclo y Santa Victoria, obras de don Antonio Monroy, y por bajo un nicho, cerrado de reja, con la Virgen de Linares. Cuentan que hasta enero de 1801 hubo otra imagen en este sitio, y que habiéndose cometido la profanación de destrozarla una noche, cierta señora que vivía enfrente costeó estas nuevas, poniendo en el lado de la calle de Lineros una inscripción en latín, que traducida al castellano es la siguiente: Córdoba, reconocida siempre á su Custodio, ofrece á San Rafael Arcángel este monumemo, erigido con las limosnas de personas piadosas en desagravio de la injuria sin testigos inferida á la antigua imágen por mano enemiga, el día 22 de Enero del año corriente de 1801. Y en prueba de agradecimiento por haber visto nosotros salva á nuestra Ciudad de la amenazadora mortífera epidemia que devastaba la baja Andalucía y ciudades comarcanas. Y porque nada falte á la piedad de los cordobeses, así mismo á la Santa Virgen María bajo la advocación de Linares y a nuestros titulares Acisclo y Victoria, con espíritu gozoso lo consagran.


Pinturas

Aparición de San Rafael al Padre Roelas

Además de los Triunfos y altares, San Rafael ha sido representado en grabado y en pintura en numerosas ocasiones.

En 1652, Antonio del Castillo lo representa con el escudo de Córdoba, su juramento, y portando un pez en la otra mano.

También en el siglo XVII, Juan de Valdés Leal lo representa con iconografía parecida: un pez en una mano y una cartela en la otra, que muestra una escena de Tobías y una inscripción.

Juan Bernabé Palomino realiza un grabado con la escena de la aparición al padre Roelas en el siglo XVIII, y varios de sus discípulos, como Nicolás Carrasco y Juan Barcelón vuelven a representarlo. Este último recibe el nombramiento de académico de mérico a causa de su estampa de San Rafael.

Enlaces Internos

Principales editores del artículo

Hay 6 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente4.26/5

4.3/5 (19 votos)