Hinojosa del Duque

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Comarca:
Los Pedroches
Coordenadas:
38°30' N 05º08' 0 latitud-longitud.
Población:
7.475 habitantes.
Altitud:
542 metros.
Superficie Física:
533,3 kms2.
Gentilicio:
Hinojoseños
Código Postal
14270.
[[Imagen: |110px]] [[Imagen: |110px]]
Bandera de Hinojosa del Duque Escudo de Hinojosa del Duque
Término municipal
Municipio de Hinojosa del Duque
Código postal 14270
Coordenadas
 - Latitud:
 - Longitud:

38°30' N
05º08' 0
Superficie 533 km²
Altitud 542 m
Población (2005) 7.595 hab.
Gentilicio Hinojoseño/a
Ríos
Alcalde Matías González López (PSOE)
Comarca Los Pedroches
Partido Judicial Peñarroya-Pueblonuevo
Pirámide de población
Grupos quinquenales.
Cohortes plantilla h.png Cohortes plantilla m.png
Fuente INE, censo 2001.


Geografía

  • Ubicación:
  • Clima:
  • Flora y fauna:


Población

  • Datos poblacionales




  • Medios de comunicación

Radio Radio Hinojosa, Cadena SER. 106.5 fm
Radio en los Pedroches

Televisión Hinojosa TV

Revistas Revista de feria Revista de Semana Santa

Libros La Púrpura Negra La Ilustre y Noble Villa De Hinojosa del Duque
Raíces y Amapolas


Economía

  • Desarrollo Tecnológico e Industria




Historia

Hinojosa del Duque fue fundada como "Finojosa del Pedroche" a principios del siglo XIV, en el curso de la repoblación llevada a cabo en la comarca por el consejo de Córdoba.

A esa jurisdicción perteneció hasta el año 1444, en que, por donación del monarca Juan II, se integró, con la vecina Belalcazar, en el señorío y luego condado de los Gutierre de Sotomayor.

Adoptó su nombre actual en el año 1533, al convertirse en duque el titular del condado, Francisco de Sotomayor.

Fue por entonces la villa más poblada y próspera del condado.


  • Heráldica:

Categoría:Nacidos en Hinojosa del Duque

Categoría:Fallecidos en Hinojosa del Duque‎

Categoría:Alcaldes de Hinojosa del Duque‎


Serranilla La Vaquera de la Finojosa


Cultura

Turismo

Puntos de interés

*Cerro del Cohete del Castillo (Bien de Interés Cultural, año 1985: En el Cerro del Cohete se localiza lo que generalmente se ha llamado "el Castillo del Cohete". Se trata de una serie de restos de muros sobre la roca donde se distingue una doble muralla construida con bloques regulares de piedra sin argamasa. Parece tratarse de una fortificación que alcanzaría su momento álgido en el Bronce Final. Por otro lado, también aparecen materiales musterienses. Según indica Luis María Ramírez de las Casas-Deza al referirse a la iglesia parroquial de Hinojosa (San Juan Bautista), "el presbiterio es lo más antiguo de la iglesia, que fué casi del todo reedificada en el siglo XVI con la piedra del castillo que fué demolido, el cual estuvo situado en el cerro del Cohete..."

*Fuente del Pilar: Conocido antiguamente como "el Pilar de los LLanos", éste nombre se debía a que desde el barrio San Sebastián hasta donde se ubicaba el pilar era completamente llano, sin ningún edificio alrededor. Se trata de una construcción del siglo XVI de estilo renacentista, obra realizada entre los años 1570 y 1571. Fue durante siglos abrevadero de rebaños de ganado y centro de las ferias de San Agustín, y como otros pilares de la época, éste se concibe como un frontis rematado en frontón alabeado que evoca los de Hernán Ruiz II. En este pilar se albergan los escudos de los condes de Belarcázar; su agua es dulce y tiene dos caños y dos grandes pilares de piedra, uno por encima y otro por bajo de aquellos.

*Museo Etnológico: Edificio propiedad y sede durante varias décadas de la antigua Cámara Agraria Local, donado al pueblo para uso y beneficio de sus ciudadanos. Se encuentra situado cerca de la Plaza de la Catedral, y se suma a los atractivos turísticos de esta localidad. En la actualidad alberga al Museo Etnológico local, dedicado a los usos y costumbres de Hinojosa del Duque, aunque también se realizan en él otras exposiciones. El día 4 de julio de 2009, la localidad recibió el premio Encina de los Pedroches 2009, por este Museo en el que se reconoce el desarrollo y la difusión de la Comarca de Los Pedroches en los ámbitos de la economía, la cultura, los valores humanos o las tradiciones. El edificio cuenta con un extenso patio, también previsto para ser integrado en espacio para acoger diversas finalidades.

*Parque Periurbano Fuente La Zarza: Parque Periurbano localizado en el término municipal de Hinojosa del Duque, al norte de la provincia. Situado a una distancia de doce kilómetros del casco urbano, estando también muy cercano al municipio de Valsequillo. Fuente la Zarza con más de 315 hectáreas acoge a una amplia presencia de todas las especies que conforman el bosque mediterráneo. Al encuadrarse en el sector occidental de la planicie de Los Pedroches, su relieve llano tiene como protagonista a la encina, adehesada por el hombre con siembras y pastizales. Es el único parque periurbano con este paisaje de toda la provincia y también el espacio natural protegido situado más al norte de Andalucía, casi en el límite con Extremadura.


Edificios y monumentos

Arquitectura civil
Arquitectura religiosa

*Iglesia de San Juan Bautista (Bien de Interés Cultural, año 1981): Conocida como la Catedral de la Sierra, la iglesia es de final del siglo XV, aunque la mayor parte de su obra fue lenta, prolongándose durante todo el siglo XVI. Consta de tres naves separadas por pilares arcaizantes sobre los que descansan los arcos formeros no simétricos desde la nave central. Así, los arcos del lado de la Epístola son apuntados y se apoyan en semicolumnas adosados a los pilares, mientras que en el lado del Evangelio los arcos son de medio punto, cubriéndose la nave central con un artesonado de madera. La portada es de estilo plateresco, obra de Hernán Ruiz II. En la fachada destacan los escudos de los Zúñiga y los Sotomayor, las tres ventanas armónicamente enlazadas, y la ventana con triple derrame.

*Ermita de Santa Ana (Bien de Interés Cultural, año 1984): Pertenece a la tipología de las "iglesias serranas de la Mesta", construidas en principio para los pastores del ganado trashumante. Tiene una sola nave rectangular dividida en cinco tramos por amplios arcos apuntados. Presenta dos puertas, una a los pies y otra en el muro de la epístola. La primera, con arco rebajado y de medio punto; lo enmarca un alfiz generado por un típico baquetón goticista, que en su interior tiene una cruz realizada por completo en piedra. La segunda es un simple arco rebajado cuyas dovelas son también de cantería. Interiormente, el techado dibuja una vertiente a dos aguas, donde apoyan directamente las vigas paralelas a la longitud de la iglesia y el tejado.

*Convento de las Madres Concepcionistas: Convento que fue fundado en el año 1574 por los Sotomayor y Zúñiga, señores de la villa de Hinojosa. Contiene varias partes bien diferenciadas por su construcción, como son: la iglesia, el claustro, las dependencias de las monjas y los anexos al claustro. Destaca la fachada de la iglesia, consagrada el 28 de abril de 1693, que al exterior presenta potentes contrafuertes enlazados por arcos de medio punto, entre los que se abren dos portadas. La más antigua y artística es la que aparece flanqueada por esbeltas columnas, y en cuyo friso se muestran los escudos de Sotomayor y Zúñiga. Lo más importante que tiene este Convento es su gran patio de 27 metros de lado con arcos sobre columnas de granito.

*Ermita de la Virgen del Castillo: Situada en la plaza de la Catedral, se cree que el nombre de esta imagen da a entender que fue trasladada del castillo que se demolió en este sitio; por lo que se supone que hubo en este lugar un castillo o torre, aunque de todo ello no quedan indicios. La construcción de la ermita actual comenzó sobre el siglo XV y sirvió de iglesia a un antiguo beatorio o pequeño convento. Consta de una sola nave, con tres tramos cubiertos con bóveda barroca con lunetos y arcos fajones. Al interior destaca su cúpula y el camarín de estilo barroco del siglo XVII, una obra de sillería cuyo espacio central tiene un interesante juego de volúmenes en su cubierta. Lo más monumental de esta ermita es su hermoso ábside, que queda visible desde el exterior.

*Ermita del Santo Cristo de las Injurias: Situada al norte de Hinojosa, la ermita consta de una sola nave con cinco tramos y cabecera. La cubierta es una bóveda de cañón con lunetos reforzada por arcos rebajados que apoyan sobre pilastras toscanas. A los pies se sitúa el coro sobre arco rebajado. Tradicionalmente se cree que hubo una ermita anterior a la actual, enclavada en el mismo lugar, bajo la advocación de Santa Bárbara. Cuando en 1734 se descubrió un crucifijo en la puerta surgió una nueva devoción popular que trajo como consecuencia el inicio de las obras para la edificación actual. Posee dos portadas, una a los pies y la otra en el lado de la Epístola, ambas precedidas por un pórtico de arquerías.

*Ermita de la Virgen de La Antigua: Ermita de una sola nave; tiene cuatro tramos separados por tres arcos apuntados que apoyan sobre pilares. La cubierta primitiva ha sido sustituída por bóveda barroca de medio cañón con lunetos. Esta ermita está considerada como uno de los santuarios más venerados del término de Hinojosa ya que la Virgen de la Antigua es la patrona del pueblo. Su fiesta y romería en honor de la patrona se celebra cada año el día 29 de abril. Antes de ese día se suelen realizar una serie de actos entre los que destaca el pregón de las fiestas patronales. El 28 del mismo mes se hace una verbena en el santuario. Aquí se celebra una misa cantada a la Virgen y después es llevada en procesión a la Fuensanta, un pozo donde un pastor encontró la imagen de la Virgen después de la Guerra Civil.

*Ermita de San Benito: Pequeña iglesia de una sola nave cuya planta se divide en dos tramos: el de los pies de forma rectangular, y la cabecera de sección cuadrada, que se cubre con bóveda de crucería. Su situación es próxima a la Gutierra, pasado el arroyo del Cohete, al otro lado del Cerro del Conjuro, zona donde abundaban ruinas de época romana. En su exterior, los muros se apoyan sobre una serie de contrafuertes de gran tamaño. La cubierta se realiza a dos aguas, y la fachada presenta un arco apuntado de granito, sobre la cual se levanta un pequeño hueco rectangular. Se remata el conjunto con una espadaña de un hueco y frontón rectangular.

*Parroquia de San Isidro Labrador: En el año 1739 un grupo de labradores se obligaron a costear con sus bienes una ermita dedicada a San Isidro. Para ello se cedió un solar para dicha fundación, que finalmente se bendijo en solemne inauguración el día 5 de abril de 1753. Su bóveda es de cañón con lunetos, y la cúpula sobre el crucero muestra decoraciones mixtilíneas. La portada es adintelada con jambas de granito, y su torre rectangular de un solo cuerpo. La fachada presenta un hueco de acceso de medio punto, con friso decorado con ménsulas que sostienen un frontón partido. Remata el conjunto una espadaña de ladrillo con un solo arco, en entablamento y chapitel de coronación que remata un óculo entre dos grandes volutas.

*Ermita de San Sebastián: Ermita de estilo gótico formada inicialmente por dos muros laterales con forma apuntada y siete arcos apuntados. En un lateral posee restos de dos naves de posterior construcción, una de ellas ha desaparecido casi totalmente y sólo se observa un arco.


  • Callejero


  • Diccionario Popular


  • Archivos y bibliotecas

Archivos

Bibliotecas


  • Gastronomía:

- Productos Típicos:

- Hostelería


  • Tradiciones y Fiestas Populares

Esta localidad goza de un gran número de tradiciones y fiestas populares, en las que la mayoría han surgido en torno a la fe y a la reverencia al pasado. La fiel voluntad demostrada a lo largo de los años por hermandades y cofradías dan lugar a una convivencia perfecta en cada fiesta entre tradición y ocio, como ocurre con las agrupaciones de origen militar y carácter supralocal de alguna de sus advocaciones.

Deportes

Hinojosa del Duque goza de una gran cantidad de Juegos Deportivos Municipales, muchos de ellos pertenecientes a un club o asociación. También cabe resaltar los tres servicios nuevos de que se dispone, que son el Gimnasio Municipal, una pista de Padel y la piscina climatizada.


Hinojosa del Duque en Rincones de Córdoba con encanto[1]

El encanto de Hinojosa del Duque habita en dos plazas: la mayor, pomposamente llamada de la Catedral, y la del Duque de Béjar, más íntima y espiritual, a poca distancia de aquélla.

Aunque Hinojosa nunca haya tenido silla episcopal, sus habitantes siempre llamaron hiperbólicamente a la parroquia mayor de San Juan Bautista “catedral de la Sierra”, para indicar así la excelencia artística del templo. Y en verdad que al viajero que por primera vez suba a esta Finojosa, donde el Marqués de Santillana encontró a la vaquera que cautivó su corazón y su pluma, le sorprenderá hallar una iglesia gótico-renacentista en la que intervinieron Hernán Ruiz el Viejo, su hijo Hernán Ruiz el Joven y Juan de Ochoa, los mismos constructores del crucero de la Catedral cordobesa.

Los historiadores de arte elogian la soberbia portada de la epístola, “cumbre del Renacimiento cordobés” según el profesor Rivas Carmona, diseñada a modo de arco triunfal, con su medio punto flanqueado por pareadas columnas corintias. Su magnificencia llega a eclipsar otras labores de mérito, como 1as ventanas de la sacristía –observe el viajero la delicadeza de las parejas de angelitos que sostienen los escudos de los Condes de Belalcázar, mecenas de la obra– y la labrada crestería que remata la fachada.

En el interior destacan los apuntados arcos apoyados en pilares cruciformes que separan las naves, así como la nervada bóveda el presbiterio, decorada con coloristas pinturas de época barroca que representan el espíritu de Dios santificando al mundo.

La imponente fachada de la epístola, a cuyos pies cabalga la esbelta torre, domina la espaciosa plaza, en cuyo perímetro también destaca, aunque eclipsada por la catedral, la iglesia de la Virgen del Castillo, a la que le da cierta gracia la parásita construcción adosada entre sus contrafuertes. El viajero debe fijarse en la equilibrada portada renacentista, con el sello del segundo Hernán Ruiz.

En la vertiente opuesta a la parroquia se alza la nueva casa consistorial, edificio que habla también el lenguaje del granito. Lo precede un ameno salón que se eleva sobre el nivel de la plaza, y en cuyo centro un mosaico de mármoles polícromos pinta el escudo de la ciudad.

La plaza ha mejorado mucho desde que se demolió la extemporánea torre municipal del reloj construida a finales de los años cincuenta, que parecía echarle un ridículo pulso a la de la iglesia. Pero aún la afean los autos aparcados. Al atardecer, los bares del perímetro llenan la plaza de veladores y el pueblo la recupera. Si es época apropiada, no debe el viajero renunciar al placer de tomar una fresca cerveza en cualquiera de ellos, cuando cae la noche, mientras contempla la catedral iluminada por los reflectores; es el “granito para la eternidad”, cabal definición de Juan Bernier.

Cruzando ante la fachada de los pies rematada por la torre, se desemboca en la sosegada plaza de San Juan, que se extiende al otro lado de la iglesia, en el costado del evangelio. Si el viajero toma asiento a la sombra de los plátanos en cualquiera de los bancos de hierro y contempla la fachada le parecerá otra iglesia distinta, pues aquí la cal reemplaza a la piedra y las ampulosas volutas barrocas que coronan el hastial están ya lejos del renacimiento; sólo la torre de Juan de Ochoa, común nexo de unión entre fachadas tan distintas, certifica con su presencia que se trata del mismo monumento.

La breve calle Jesús conduce ahora a la acogedora plaza del Duque de Béjar, dominada por la fachada de la iglesia conventual de las Concepcionistas, con sus sólidos y esbeltos contrafuertes rematados por arcos rebajados; en uno de esos huecos se inscribe la hermosa portada renacentista, un arco de medio punto flanqueado por columnas sobre el que campean los escudos de su patrocinador, Pablo de Zúñiga, conde de Belalcázar.

En contraste con la fachada, pero sin ningún complejo, surge en medio de la plaza una preciosa fuente de granito gris y trazas neobarrocas, fechada en 2001, que pone de manifiesto 1a destreza y el buen gusto de los canteros locales.

Un pueblo tan proclive a conjugar arte y religiosidad posee numerosas ermitas llenas de encanto arquitectónico; unas salen al paso en medio del laberinto urbano, como San Isidro o Santa Ana, mientras que otras buscan el despejado horizonte de las afueras, como la del Santo Cristo de las Injurias. Pero no debe el viajero abandonar Hinojosa sin acercarse a la monumental fuente del Pilar de los Llanos, labrada en 1571 probablemente por el segundo Hernán Ruiz, en cuyo alabeado frontón se repiten los escudos del condado de Belalcázar.


Bibliografía

Referencia

  1. MÁRQUEZ, F.S.. Rincones de Córdoba con encanto. 2003. Diario Córdoba
El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de la Enciclopedia Libre Universal, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.



Enlaces externos

Principales editores del artículo

Hay 16 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente2.36/5

2.4/5 (11 votos)