Flora (Fuente Palmera)

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Series de vegetación de La Colonia. McQr y SmQr

La Colonia de Fuente Palmera forma parte de la Comarca del Valle del Río Guadalquivir, río que limita por su parte Norte en la aldea de Ochavillo del Río y que además de proporcionar un medio privilegiado para los cultivos de regadío ofrece alimento y refugio entre las espesuras de su cauce a la fauna autóctona.[1]

Estamos hablando de una zona de depresión geográfica situada en la parte baja del cauce del río Guadalquivir, por lo tanto el hábitat se trata del característico de este tipo de zonas: eminentemente agrícola en la cual la mayoría de los especies de plantas están relacionadas con los cereales, maíz y otros cultivos de secano como el olivo. Además está surgiendo una gran proliferación en el cultivo de cítricos y de productos de huerta espoleados por la creación en su día de la Comunidad de Regantes de Fuente Palmera.


Unidad Biogeográfica

Unidad biogeográfica

Vega del Guadalquivir

Vega del Guadalquivir

Fuente Palmera está situada en la unidad biogeográfica denominada Vega del Guadalquivir: Extensa franja de terrenos cuaternarios por donde corre el río Guadalquivir. Se adosa abruptamente a la Sierra Norte por un estrecho escalón terciario de rañas. Al este se encaja en terrenos más duros a la altura de Montoro, mientras que el límite sur está representado por las calcarenitas de los alcores y las margas terciarias de la Campiña. Su intensa explotación agrícola desde muy antiguo, restringe la vegetación más o menos natural a las galerías del río y sus afluentes.[2]

Campiña Baja
Algunas publicaciones sitúan Fuente Palmera, La Carlota y La Victoria en la zona de Campiña Baja o Campiña Sur donde las características son algo diferentes: zona suavemente ondulada, compuesta sobre todo por sedimentos terciarios, donde abundan las tierras de cultivo. Sólo quedan pequeñas manchas de las masas arbóreas primitivas, abundando las plantas arvenses y algunos elementos halófilos en cursos de agua salobre y lagunas.[3]

Fuente Palmera-Cuaternario

Consenso final
Nos decantaremos por aprobar la zona de la Vega del Guadalquivir atendiendo a que las publicaciones más actuales así lo expresan y que así lo entienden las entidades públicas actuales, si bien es cierto que La Colonia de Fuente Palmera comparte características al sur con la campiña Baja (no los suelos que sí que son terrenos cuaternarios).

Vega

Situada entre las estribaciones de Sierra Morena al norte y las campiñas del Guadalquivir al sur, la demarcación paisajística de la Vega del Guadalquivir se caracteriza por su linealidad adquiriendo una singular forma de pasillo plena de paisajes llanos de regadío, en la que se alternan valles, vegas, marismas y campiñas.[4]

Físicamente también se sitúa a la localidad en la Comarca del Medio Guadalquivir.[5]
Series de vegetación

  • La Serie de Vegetación comprende el conjunto de comunidades que participan en el tren sucesional que tiene lugar en cada tesela. Dicho de otro modo, una serie de vegetación es el conjunto de comunidades vegetales que conducen, en el proceso de la sucesión, a un único tipo de VPN (Vegetación Potencial Natural), incluida ésta en el concepto.[6]
  • Fuente Palmera contiene las series de vegetación (series climatófilas - piso termomediterráneo) McQr y SmQr.



Raña Villafranquense
La raña villafranquiense, llana, rojiza y pedregosa corresponde al emplazamiento de las poblaciones y términos carolinos: La Carlota, San Sebastián de los Ballesteros y Fuente Palmera, con sus respectivas aldeas, extendiéndose hacia los términos de Palma del Río, Guadalcázar y La Victoria. En su enumeración, los materiales villafranquienses parecen no diferir del resto de los campiñeses: conglomerados, gravas, arenas, areniscas, limos, arcillas y costras calcáreas; pero las diferencias de grado son muy grandes: predominio de la pedregosidad -conglomerados y gravas-, hasta hacer las tierras incultivables en amplios sectores, y suelos mucho más endebles como los lavados con pseudogley, rojos y pardo rojizos mediterráneos. El origen de esta raña se cree que se debe al momento en que se produce la regresión definitiva del Golfo Bético, engendrándose, en un medio fluvial torrencial poco incisivo, una peniplanización o conformación del glacis con aporte masivo de materiales mariánicos, que tapizan la amplia raña. En bandas alargadas los cursos fluviales han desmantelado la raña y han puesto al descubierto los materiales miocenos, que en otras zonas pueden aflorar en lomas redondeadas que nunca fueron peniplanizadas.[7]

BioclimaFP3.jpg

Bioclima

Mapa Bioclima Andalucía
  • La Bioclimatología, que podría denominarse también Fitoclimatología, es una ciencia ecológica que estudia la reciprocidad entre el clima y la distribución de los seres vivos en la Tierra. Esta disciplina comenzó a estructurarse en base a relacionar los valores numéricos del clima (temperatura y precipitación) con los areales de las plantas y de sus formaciones vegetales, para añadir más adelante información de las biogeocenosis; recientemente está incorporando conocimientos procedentes de la Fitosociología dinámico-catenal, es decir los conocimientos sobre los sigmetum y geosigmetum (series y geoseries de vegetación).[8]
  • Se entiende por piso bioclimático cada uno de los espacios que se suceden altitudinalmente, con las consiguientes variaciones de temperatura. Las unidades bioclimáticas se delimitan en función de las temperaturas, de las precipitaciones y de la distribución de ambas a lo largo del año. A cada piso bioclimático le corresponden, una serie de comunidades vegetales que varían en función de las regiones biogeográficas, pero que mantienen grandes rasgos en común. Cada región presenta una serie de pisos definidos por la temperatura y por los taxones vegetales que los caracterizan.[9]
Mapa Bioclima Fuente Palmera
  • España pertenece biogeográficamente al Reino Holártico o Boreal, Subreino Tetián, presentando 3 regiones divididas en 13 pisos bioclimáticos. Fuente Palmera podríamos situarla en el piso bioclimático Termomediterráneo.
  • El piso bioclimático Termomediterráneo puede encontrarse en cualquier área de clima mediterráneo, situado entre el inframediterráneo por abajo y el mesomediterráneo por encima. Dependiendo de la latitud y otros factores, la altitud a la que se encuentra es variable, aunque se trata en todos casos de un clima basal, sin heladas en invierno y temperaturas muy elevadas en verano, durante el cual es estrés hídrico es muy importante. La vegetación se caracteriza normalmente por matorrales de especies esclerófilas.


División Corológica

Corología Fuente Palmera - Hispalense

La corología es una de las ciencias auxiliares que forma parte de la Biogeografía. Se ocupa de estudiar el área de distribución de los organismos y de la determinación de una serie de corotipos comunes a muchos de ellos.

Fuente Palmera se encuadra dentro del sector Hispalense.

  • Sector Hispalense: Incluye los terrenos sedimentarios y aluviales de la depresión del Guadalquivir, estando presente en todas las provincias políticas andaluzas en mayor o menor grado, excepto en Almería. Ocupa un área extensa en el centro de Jaén, centro-sur de Córdoba, centro y buena parte del sur de Sevilla y centro y norte de Cádiz.
Región Hispalense Hispalense
  • El relieve es llano o con colinas suaves, formado por materiales geológicos sedimentarios cuaternarios carbonatados, con afloramientos puntuales de yesos, calizas, margocalizas e incluso islas de areniscas silíceas en las proximidades del Arahal (Sevilla) y en el distrito Jerezano.
  • La potencialidad de la vegetación viene marcada en el distrito Hispalense por encinares. El paisaje es principalmente agrícola (olivares, cultivos de cereal, girasol, algodón, viñas, maíz, etc.), con escasos restos de vegetación natural.[10]


  • Comunidades vegetales exclusivas del Sector Hispalense

- Chrozophoro tinctoriae-Teucrietum spinosi
- Teucrio lusitanici-Coridothymetum capitati (romerales-tomillares)

Accidentes geográficos y transformación humana

Accidentes geográficos

  • En cuanto al accidente geográfico más destacable y que pueda ser considerado de interés por poseer una mayor concentración de flora y fauna locales tenemos el Paraje Los Arroyones en la frontera con Posadas. Supone un espacio agrícola-forestal que puede ser catalogado como zona verde periurbana o también como área agrícola-forestal de uso público y, en cualquier caso, es actualmente parte del Sistema General de Espacios Libres del municipio fuera del suelo urbano o urbanizable.
  • También podríamos destacar los límites geográficos del norte de La Colonia (zona Ochavillo del Río) que alcanzan el margen del río Guadalquivir.
  • Otro accidente geográfico reseñable es la cuesta Cerro Galindo o Mirador Galindo en Fuente Carreteros.


Transformación humana

  • Como principales intervenciones por parte del ser humano destacan la zona ocupada por la central Termosolar La Africana, las balsas de Silillos y El Villar y las instalaciones de las distintas comunidades de Regantes.
  • También, por supuesto, la transformación del terreno propia de la ocupación paulatina del terreno desde el punto de vista demográfico. Se llevaron a cabo tareas de desmonte en las primeras fases de la colonización de la zona (Siglos XVIII-XIX)

Uso del suelo y coberturas vegetales

Uso de suelo colono 2007
  • Las siguientes imágenes muestran el uso del suelo colono y los datos de cobertura vegetales. La primera mostrando los niveles generales y las restantes especificando cada uno de los niveles.
  • Datos de superficie en hectáreas
  • A cada uso o cobertura vegetal se le asocia la superficie que ocupa y el porcentaje que está superficie representa con respecto a la superficie total del municipio. Como la relación de usos empleada es jerárquica (varios niveles) la suma del campo superficie será igual a la superfice total por el número de niveles mostrado.
  • Los datos son de 2007, obtenidos de la Web de la Consejería del Medio Ambiente y ordenación del Territorio.[11]


Flora

  • En primer lugar y como principal fuente usaremos para describir la flora colona, , los estudios recogidos en el trabajo Flora silvestre de Córdoba del año 1989, ordenando las especies vegetales por orden de frecuencia en la zona.


Muy frecuente


Frecuente


Frecuente (continuación)

Rara


  • Otros elementos de la flora colona

Usaremos ahora trabajos de GDR Medio Guadalquivir para describir la flora aún no descrita en el apartado anterior.[12]

En la zona de la ribera del río Guadalquivir (zona de Ochavillo del Río) y otras aisladas podemos encontrar la siguiente vegetación:



En las zonas palustres y de embalses de agua encontramos las siguientes especies de flora aún no mencionadas anteriormente:


En la zona de la vega encontramos:


  • Otra vegetación de La Colonia
  • Otra vegetación típica del Medio Guadalquivir, de las cuales algunas pueden encontrarse en suelo colono



Flora Vascular

Ahora usaremos el trabajo Flora Vascular de Andalucía Occidental para completar especies vegetales que encontramos en Fuente Palmera y que aún no hemos nombrado anteriormente. [13]

PTERIDOPHYTA



PINOPHYTA (Gymnospermae)



MAGNOLIOPHYTA (Angiospermae)
Magnoliopsida (Dicotyledones)











LILIOPSIDA(Monocotyledones)







Proceso de colonización

Antes de la colonización

Detalle de la zona de Fuente Palmera en mapa de 1748 de D.n Francisco Llobet
  • Uno de los objetivos principales que se pretendían con la colonización era el fomento y puesta en cultivo de tierras incultas que pudieran aportar beneficio a la economía del Estado.
  • A los colonos se les suplió con los elementos adecuados para el desmonte de las dehesas y las primeras roturaciones.
  • Hasta la llegada de los colonos los suelos eran poco aptos para el cultivo agrícola, predominando las praderas naturales (dehesas de encinas y pastizales)
  • Las corrientes de agua provenientes de Sierra Morena depositaron en estas Nuevas Poblaciones Cordobesas una gran cantidad de materiales arrancados a esa sierra, tales como cantos, gravas, arenas, limos etc., que hoy forman este famoso pedregal. Estos materiales de color rojo oscuro amarronado se depositaron sobre los terrenos grises margoarcillosos del Mioceno marcando un cambio de color de gran contraste. Estos materiales, de gran dureza, acabaron erosionando muchos cerros miocénicos dando lugar a las citadas mesetas coronadas por llanuras. Este fenómeno produjo en la zona una mezcla donde se pueden apreciar desde llanuras perfectas hasta tierras pandas y onduladas típicas de la Campiña. [14]
Detalle de la zona de Fuente Palmera en mapa de 1767 de D. Thomas López
  • Unos suelos con altos índices de pedregosidad no suponían un factor favorable para el cultivo de cereales en la época bajomedieval y moderna. Por ello se ha de pensar que la mayor parte de estas tierras en esa época constituyeron baldíos realengos o bienes de propios municipales. Si a lo expuesto unimos la total despoblación de la zona, estaremos de acuerdo en la denominación de parte de los terrenos elegidos para el proceso colonizador, conocidos bajo la denominación de desiertos de La Peñuela, en Jaén, La Parrilla, en Córdoba y La Moncloa o Monclova, en Sevilla.[15]



Datos cronológicos

  • Dato de 1787: "Su término tiene cinco leguas de extensión, el que es fértil en trigo, lino, aceyte, todo género de semillas, y sus huertas, que se riegan con el agua del río Guadalquivir, en fruta, y hortaliza; pero la cosecha principal es la de cebada: está plantado de olivos, y árboles frutales, y sus montes de encinas, pinos, robles, y chaparros, con buenos pastos para la manutención de su ganado."[16]
  • Dato de 1792: "...el objeto de su fundación no ha sido otro que establecer el acto de la agricultura, colocando en dichas aldeas diferentes vecinos extranjeros y naturales, los que se dedicaron al descuaje y desmonte de los terrenos incultos, los que a proporción de su calidad y aplicación del colono vecino se hallan desmontados quedando en esta aldeas de Fuente Palmera mucho monte bajo de jaras, juagarzos, arrayanes, coscojas y lentiscos, que caen al Norte, por desmontar por no agradecer el terreno su cultivo, y sirven para pasto de ganados de los mismos colonos..."[17]
  • Dato de 1849: "El Terreno es útil para plantío de olivar y viñedo, comprendiendo algunos pedazos poblados de chaparral y otros de matorral...PROD.: aceituna, bellota, cebada, trigo, habas y legumbres;..."[18]
  • Dato de 1905: "El número de hectáreas que comprende el término municipal de esta villa es el de 7.272; de ellas están dedicadas al cultivo de cereales 2.097, al del olivo 657 y a chaparral y monte bajo 4.518."[19]

Otros datos

Flora Fuente Palmera. GDR Medio Guadalquivir
  • El municipio posee una interesante característica biogeográfica que se trata de la presencia en algunos puntos de su territorio de “bosquetes” o “islas vegetales”, manchas de bosque mediterráneo aislada en medio de la tierra calma de cultivo y que constituyen el testimonio evidente de lo que, antes de la colonización, era una gran zona de monte.
  • La vegetación autóctona es la propia del bosque mediterráneo,con presencia de encinas de gran porte, retamas, palmitos y gamones.
  • También es frecuente encontrar en la decoración vegetal urbana palmeras de diversa variedad, aunque su número se ha visto diezmado por el efecto nocivo del picudo rojo.
  • Encontramos vegetación en forma de arboleda y arbustos de importante interés en parques públicos de las distintas aldeas de la Colonia así como en los patios de colegios públicos. [20]
  • Chaparro Gordo. Era una encina milenaria que sería reconocida como histórica de Fuente Palmera. Entre cuatro hombres no se daban la mano. Cerca del cementerio de Fuente Palmera. [21]

Transformación humana

  • Art. 12 Fuero de Población: «se harán zanjas o mojoneras a cada suerte cuidando el nuevo poblador de cercarla o plantar árboles frutales o silvestres en las márgenes...>>; reforzada esta norma en 1788 con el permiso de cerramiento de olivares, viñedos y huertas (que tanto molestó a la Mesta). En las colonizaciones itinerarias también se permite poner paredes, setos vivos..[22]
  • Fuero de las Nuevas poblaciones, instrucciones dadas por real cédula de Carlos III para regular jurídicamente el proceso colonizador, donde se nos dice que “A cada familia es preciso dar un pico, un azadón, un hacha, un martillo, un arado, un cuchillo de monte, y demás utensilios de esta especie, que necesiten, a juicio del Superintendente, para desmontar y cultivar la tierra…”[23]
  • "...al establecer las nuevas Colonias Juzgó el Gobierno más útil para su prosperidad que las suertes o terrenos que se daban a los nuevos Colonos fueran vinculadas. Esta disposición lejos de fomentar, ayudó en esta Colonia a su decadencia, porque conociendo los colonos que el prosperar en sus Suertes era perjudicar a sus mujeres e hijos, por ser todo del mayor, se dedicaron exclusivamente a la cría de ganados y a sembrar fuera del término de la Colonia, que fue en lo que conocieron tenían algunas utilidades, para poder subsistir con sus familias, por esta razón la Colonia no era más que al principio, tierra montuosa para dehesa de ganados." [24]
  • La trama parcelaria de los nuevos campos de cultivo es un hecho diferenciador respecto al entorno: todavía es visible cierta regularidad en las parcelas, siendo más notable en las carolinas y en zonas de desecación, condicionada además esta regularidad por la red de drenaje y riego. Otro aspecto que supuso un cambio fue el cerramiento de campos 20, que aún perdura por ejemplo en Fuente Palmera o Algar a base de seto vegetal (cactáceas)...[25]
  • En principio se pensó cultivar vides y moreras en las Nuevas Poblaciones, pero las características del terreno y del clima eran más propicias para otros cultivos como el olivo.
  • Destacar las alamedas presentes dispersas por suelo colono.
  • Aprovechamiento de las tierras colonizadas. Textos antiguos atestiguan que las tierras de Fuente Palmera se encontraban cubiertas de monte alto y bajo, matorral y algún que otro arbolado disperso, constituido por encinas y chaparrales en su gran mayoría y sin más aprovechamiento que los pastos para el ganado. En la mitad de las tierras colindantes se constataban olivares, pertenecientes en su totalidad a la propiedad particular, frente a los terrenos escogidos para la obra colonizadora que se componían de baldíos concejiles y, por tanto, en su mayoría realengos. Se desprende que antes de la colonización, en las tierras colindantes, los particulares ya desmontaron los terrenos para su puesta en cultivo y cubiertas de arbolado olivarero, coincidiendo con la demanda de aceite habida tras el descubrimiento de América y que tuvo su culmen en pleno siglo XVIII.[26]
  • A ello tenemos que añadir otras especies introducidas por los colonos, como son las pitas y chumberas para marcar las lindes de sus parcelas y eucaliptos para aprovisionamiento de vigas y desecar pequeños humedales [27] (al llegar los primeros colonos se encontraron con que en el desierto de la Parrilla había charcas donde innumerables mosquitos propagaban paludismo, muriendo muchos de estos primeros colonizadores). [28]
  • "Centrándonos en las incidencias que desde el punto de vista geográfico impactaron en los terrenos dedicados a la colonización, se ha de tener muy presente que, en términos generales, se emplearon a este menester los baldíos realengos de aprovechamiento del común de los pueblos en donde fueron a situarse los nuevos poblados. Y como tales baldíos sus suelos estaban ocupados en su inmensa mayoría de monte bajo y matorral, recreando un tipo de vegetación muy característico en las zonas de grandes despoblados. El establecimiento de este nuevo tipo de hábitat en esas zonas supuso la extensión de una actividad agrícola apenas esbozada anteriormente en algunos y muy determinados lugares, al introducir acciones más agresoras en la cubierta vegetal existente de tal manera que las roturaciones y la tala de arbolado produjeron un cambio radical del paisaje agrario, influyendo también en esta circunstancia la división parcelaria inherente al mismo hecho colonizador. No se puede quedar en el olvido las mutaciones producidas en la fauna y en la flora de estos lugares. " [29]

Referencias

  1. Proyecto de dinamización turística de la Colonia de Fuente Palmera 2010. Mª Carmen Delgado Rodríguez
  2. Biblioteca digital del Real Jardín Botánico del CSIC
  3. Flora silvestre de Córdoba
  4. Guía Digital del Patrimonio Cultural Junta Andalucía
  5. GDR Medio Guadalquivir
  6. [1]
  7. José García Romero: EL PAPEL DE LA MINERIA Y LA METALURGIA EN LA CORDOBA ROMANA.Córdoba 2002.Tesis Doctoral.--> LÓPEZ ONTIVEROS, (1985), p. 37.
  8. Global Bioclimatics (Clasificación Bioclimática de la Tierra) Salvador Rivas-Martínez (Versión 27-08-2004)
  9. Rivas Martínez (1987)
  10. Bioclimatología y Biogeografía Junta Andalucía
  11. Datos de la Consejería del Medio Ambiente y ordenación del Territorio
  12. Guia Fauna y Flora Medio Guadalquivir y sus zonas de interés natural. Córdoba. GDR Medio Guadalquivir
  13. Flora Vascular de Andalucía Occidental. Benito Valdés. Salvador Talavera. Emilio Fernández-Galiano. Ketres Editora S.A. 1987
  14. Memoria del proyecto "Centro de Interpretación de las Nuevas Poblaciones". Antonio Pina Plata
  15. Olivos, jesuitas y molinos en la Colonización Carolina Cordobesa. Dr. Rafael Vázquez Lesmes. Real Academia de Córdoba.
  16. Atlante español, o descripción general de todo el reyno de España. Tomo XII.- Parte Segunda, en que se concluye el reino de Córdoba, y empieza el de Jaén.
  17. 1792 [La Carlota]. Razón de las aldeas que hay en los términos de La Carlota y de Fuente Palmera remitida por José Serrano de Rojas, Capellán Mayor y Vicario de las Nuevas Poblaciones de Andalucía, a Tomás López. Biblioteca Nacional, ms. 7.294, ff. 413r-414r.
  18. Diccionario Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de ultramar, de D. Pascual Madoz.
  19. Fuente Palmera. Año de 1905. Informe dado por la ponencia nombrada por la alcaldía relativo a la crisis agraria que sufre esta villa en cumplimiento de lo que dispone la circular del gobernador civil de 30 de septiembre último. A.M.FP., Ayuntamiento de Fuente Palmera, caja 406, exp. 16. "FUENTE PALMERA EN 1905 Crisis y conflictividad en la campiña cordobesa a comienzos del siglo XX" Adolfo Hamer Flores
  20. Pequeña guía de árboles y aves de Fuente Palmera
  21. Ochavillo.com
  22. Consecuencias geográficas de las nuevas poblaciones del siglo XVIII - Ana OLIVERA PoLL - Antonio ABELLÁN GARCÍA
  23. Real Cedula..., art. XL. - EL POBLAMIENTO DESDE LA ANTIGÜEDAD A LA EDAD MODERNA EN LA SUBCOMARCA CORDOBESA DE LAS NUEVAS POBLACIONES: EL EJEMPLO DE LA CARLOTA Tesis presentada para la obtención del título de Doctor por D. ANTONIO MARTÍNEZ CASTRO
  24. El Colonial, periódico independiente. Julio-Agosto 2011. Remitido por José Carrasco, archivero municipal.
  25. Consecuencias geográficas de las nuevas poblaciones del siglo XVIII - Ana OLIVERA PoLL - Antonio ABELLÁN GARCÍA
  26. Olivos, jesuitas y molinos en la Colonización Carolina Cordobesa. Dr. Rafael Vázquez Lesmes. Real Academia de Córdoba.
  27. Memoria del proyecto "Centro de Interpretación de las Nuevas Poblaciones". Antonio Pina Plata
  28. Informe Diagnóstico del conjunto histórico La Carlota. Junta de Andalucía. 1988.
  29. Precondiciones en la colonización de las Nuevas Poblaciones de Andalucía. Rafael Vázquez Lesmes. Real Academia de Córdoba.

Artículos relacionados

Principales editores del artículo

Valora este artículo

4.0/5 (1 voto)