I.E.S. Luis de Góngora

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Situado en la calle Diego de León, junto a la céntrica plaza de las Tendillas, el Instituto Luis de Góngora es una de las instituciones educativas más antiguas de la capital. Fundado en 1547 por Pedro López de Alba, médico del rey Carlos V, no fue hasta el 15 de agosto del año 1577, por bula pontificia de Gregorio XIII, que fuera reconocido oficialmente. Muy pronto se puso el colegio bajo la tutela espiritual de los jesuitas, que contribuyeron a dar fama y esplendor a la institución. Las clases las recibían los colegiales en el cercano colegio jesuítico de Santa Catalina, o Colegio de la Compañía como también se le llamaba. En el año 1767, tras la expulsión de los jesuitas de España, el Colegio de la Asunción pasó a depender del Patronato Real y se denominó desde entonces “Real Colegio Seminario de Teólogos de Nuestra Señora de la Asunción de Córdoba”. A lo largo del primer tercio del siglo XIX el Centro se convirtió en uno de los recién creados “Colegios de Humanidades”, estado en el que permanecerá hasta 1847.

Historia

El origen del actual Instituto Góngora se encuentra en el Colegio de la Asunción, fundación docente cordobesa establecida por Pedro López de Alba a instancia del santo maestro Juan de Ávila. El colegio funcionaba ya legalmente al menos desde el año 1569, aunque no fue erigido hasta el día 15 de agosto del año 1577 por bula pontificia de Gregorio XIII. El fin de esta fundación fue el de acoger a los estudiantes pobres que pensaban dedicarse al sacerdocio, siendo regidos desde los inicios por padres Jesuítas. En el año 1583 y 1588 es ampliado y es cuando se conoce por primera vez con el nombre de Colegio de Nuestra Señora de la Asunción, siendo regido por jesuitas hasta su expulsión en el siglo XVIII. Expulsados los jesuítas, el colegio se transformó en Colegio de Humanidades para sacerdotes seculares. De aquellas época queda en el recuerdo la Capilla de la Asunción.

En 1792, por Real Cédula de 26 de marzo, se ordena que el Colegio de Ntra. Sra. de la Asunción se incorpore a la Universidad de Sevilla. Dice así:

Por Real Cédula de 26 de marzo último ha venido el Rey en mandar que el Colegio de Ntra. Sra. de la Asunción de Córdoba se incorpore a la Universidad de Sevilla, para el solo efecto de que en ella se admitan e incorporen los cursos de Filosofía y Teología que se tengan en el mismo Colegio.[1]

Colegio de Humanidades

Desde la década de 1820, el Colegio de la Asunción pasa a llamarse Colegio nacional de humanidades. Así se recoge en la Gaceta de Madrid en muchas ocasiones. Una de las últimas referencias al mismo fue en mayo de 1839.

Relación de los exámenes celebrados en el colegio titulado la Asunción.
En los días 16, 17 y 18 del presente se celebraron en el colegio nacional de nuestra Señora de la Asunción de esta ciudad exámenes públicos de filosofia , matemáticas y geografía, no solo con arreglo á las Reales órdenes vigentes, sino también según el método antiguo de ser preguntados los alumnos por personas entendidas en la materia invitadas al efecto.
Entre los sugetos que fueron convidados para examinadores asistieron los Sres. D. José Melchor Prat, gefe superior político; D. Juan Jiménez Cuenca, diputado provincial por Lucena; D. José Illescas, alcalde constitucional y magistrado honorario de lá audiencia de Granada; D. José Garrido y Portilla, canónigo magistral; D. Andrés Trevilla y Gil, canónigo doctoral; D. Manuel Gómez y D. Rafael de Lara, canónigos; D. Ramón Aguilar Fernández de Córdoba, ex-colegial del mayor de S. Bartolomé de Salamanca; D. Juan María de Gracia, antiguo catedrático de filosofía y matemáticas; D. Francesco Borja Pavón, farmacéutico mayor del, hospital general; Don Mariano Portichuelo, facultativo matemático, y los Sres. ingenieros D. Valentín del Rio y D. Miguel Fourdinier, que accidentalmente se hallaban en esta ciudad, sugetos conocidos por su amor á las letras, todos los cuales se esmeraron en hacer lucir á unos jóvenes que la mayor parte eran en su línea superiores á todo elogio, tanto por la clase de conocimientos que desenvolvieron, como asimismo por la facilidad y orden con que satisfacían á todas las preguntas hechas sobre sus respectivas asignaturas. En lógica, en física, en filosofía moral, en matemáticas y en geografía hubo jóvenes tan sobresalientes que parecía no se podrían presentar mejores en ningún establecimiento del reino.[2]

De agosto de 1840 es una publicación del Colegio, dirigida Al Excmo. Sr. Francisco Armero y Peñaranda, Secretario de Estado y del Despacho de Marina, Comercio y Gobernación de Ultramar y antiguo alumno del colegio, realizada por el director, José Antonio de Medina.[3] La memoria recoge el anuncio de los exámenes de septiembre de 1840 por Francisco Barbudo Ramos, de la clase de Primeras Letras, Miguel Riera Hidalgo, profesor de Latinidad, y Diego Monroy Aguilera, profesor de Dibujo. Aparecen los nombres de los alumnos matriculados en cada una de las asignaturas y recuerda que en mayo de ese mismo año tuvieron lugar los exámenes de Filosofía, Matemáticas y Francés.

Instituto de Segunda Enseñanza

En el año 1841, pocos días después de la proclamación de Espartero como Regente único,[4] por Real Orden del Ministerio de la Gobernación de 18 de mayo, se crea el Instituto de Segunda Enseñanza de Córdoba por transformación del Colegio de la Asunción a partir del próximo curso 1841-42. La Orden dice:

Excmo. Sr.: El gefe político de Córdoba ha hecho presente al Gobierno que la junta provisional de aquella provincia habia acordado establecer en el colegio de la Asunción una universidad de tercera clase; mas que no habiendo llegado á realizarse aquel pensamiento, la comisión que al efecto habia sido nombrada por la junta, unida á la sección de instruccion pública de la sociedad económica, continuaron trabajando á este fin, aunque con el objeto de preparar por su parte, no ya la creación de una universidad, sino la de un instituto de segunda enseñanza. Reunidos los datos necesarios, asi respecto á las cátedras que desde luego podrían plantearse, como á los fondos y recursos de que había de mantenerse el instituto y que exceden en bastante cantidad á lo indispensable, por mas que no todos ellos sean expeditos y de fácil y corriente aplicación; el gefe político, la diputación provincial y la misma sociedad económica, instan con todo el celo que les distingue por la mas pronta realización de un proyecto de que tantas ventajas pueden reportar a los naturales de aquella provincia. En vista de todo el Re­gente del Reino, á quien he dado cuenta del expediente, deseoso de promover eficazmente la instrucción intermedia del pueblo español, se ha servido dictar las disposiciones siguientes:
1. El colegio de la Asunción de Córdoba se convertirá para el próximo curso académico en un instituto de segunda enseñanza.
2. La dirección general de Estudios, entendiéndose al efecto con las autoridades superiores de la provincia, cuidará de proponer al Gobierno, á la mayor brevedad posible, el programa de estudios que deban formar parte del instituto, la aplicación de las rentas y recursos que han de constituir su dotación definitiva, y las personas que hayan de encargarse en él, asi de su gobierno interior y de su administración económica, como de sus respectivas cátedras.
De orden de S. A. lo digo á V. E. con remisión del expediente instruido en este ministerio, para su conocimiento y efectos consiguientes. Dios guarde á V. E. muchos años. Madrid, 16 de mayo de 1841.= Manuel Cortina. Sr. presidente de la dirección general de Estudios.[5]

Sin embargo, con fecha 28 de julio de 1841, la Dirección General de Estudios publica una Orden "a fin de que los colegios sobre cuya base se trata de organizar los nuevos institutos, continúen prestando a la enseñanza los mismos servicios hasta el día en que pueden convertirse en aquellos otros establecimientos", haciendo referencia expresa "particularmente el Instituto riojano con las cátedras que le estaban anejas, el colegio de la Asunción de Córdoba y otros de igual naturaleza". Termina diciendo que "es por lo tanto la voluntad de S.A. que mientras no tengan lugar en ellos las enunciadas mejoras, se conserven las enseñanzas y los profesores existentes en la época en que se acordó la creación de los respectivos institutos".[6] Es decir, que las nuevas cátedras anejas a la condición de Instituto se retrasaban al menos un curso y el director del colegio, José Antonio de Medina, continuaría en su puesto hasta su jubilación, el 24 de agosto de 1848.[7]

En marzo de 1844, con motivo del nacimiento de una nueva Infanta, el colegio nacional de humanidades de Nuestra Señora de la Asunción elevó escrito a S.M. de felicitación. El escrito, publicado en la Gaceta, va firmado por José Antonio de Medina, director; Mariano Esquivel Anguita, catedrático de Psicología; Luis Niveduab de Castro, catedrático de Física y Química; Miguel Riera Hidalgo, catedrático de Retórica y Poética; y los profesores Francisco Barbudo Ramos, Juan Barbudo Ramos, Francisco de Paula López Castro, Manuel María de Pineda, Rafael de Gracia, Luis María Ramírez de las Casas-Deza, Antonio de Luque Corbellón, Diego Monroy Aguilera y José Melgarejo.[8]

Memorias anuales

Desde 1854 existen Memorias anuales de la vida del Centro. Las memorias se confeccionaban durante el curso y se leían a finales de octubre o principios de noviembre del curso siguiente. Eran incumbencia del secretario del instituto, que las leía en acto público, en presencia de las autoridades educativas. Se publicaban en imprenta y se enviaban a la Dirección General primero, y luego, desde 1900, al Ministerio de Educación.[9] La primera Memoria, leída el 2 de junio de 1854 por el director Juan Antonio de la Corte y Ruano-Calderón, que tomó posesión el 1 de enero de 1851, resume la vida del Centro entre 1851 y 1853, es decir un trienio completo. Fue publicada por la imprenta de Fausto García de Tena.

Cursos 1851-1853

El director del Centro, Juan Antonio de la Corte, catedrático de Psicología y Lógica y Gefe superior Delegado de la Escuela Normal Elemental de Córdoba, comienza la Memoria con la naturaleza y los objetivos del Instituto Provincial de 1ª clase y de su Colegio adjunto:
como Colegio, la educación religiosa, moral y social de que necesitan las personas acomodadas del país, y la artística é industrial precisa á las clases pobres.[10]



A continuación resume las actividades literarias y artísticas realizadas en el Centro, en las que se contó con la presencia del obispo de la diócesis, Manuel Joaquín Tarancón.[11]

Curso 1872-73

Victoriano Rivera Romero ocupó el cargo de director entre 1871 y 1880. La secretaría estuvo de manera interina en manos de José María Rodríguez García, que preparó la memoria, aunque en las líneas finales podemos ver el nombre de Francisco Barbudo Ramos como secretario.[12] En la memoria se informa de los exámenes para el título de Agrimensor, Perito tasador de tierras, a los que se han presentado siete candidatos. El secretario interino expone las penurias del Centro, que cuenta con unos ingresos de 51.892, 66 ptas y unos gastos de 78.965,41 ptas. El déficit es por tanto de 27.072,75 ptas, que se suma a una deuda por parte del Estado de 25.387,15 ptas.

Curso 1884-85

Las primeras alumnas del Instituto Provincial de Segunda Enseñanza de Córdoba aparecen referenciadas en el cuadro de honor de este curso. Son Dolores Navas Delgado, alumna destacada en Geografía, y Luisa Sánchez Doblas, que aparece destacada en dos materias, Latín y Castellano de 1º y Geografía.[13]

Curso 1885-86

En el cuadro de honor de este curso aparece nuevamente, y en dos ocasiones, el nombre de Dolores Navas Delgado, alumna destacada en Historia de España, matrícula doméstica.[14] El director es Rafael López Diéguez, catedrático de Psicología, Lógica y Ética desde 1865 y el vicedirector, Juan María Moreno Anguita, catedrático de Latín y Castellano desde 1857.

Curso 1891-92

La Memoria anual da cuenta de los cambios más importantes habidos en el Instituto Provincial. En las últimas páginas, se presenta el equipo facultativo del Centro, dirigido por Narciso Sentenach Herrera, catedrático de Historia Natural desde 1852, doctor en Biología y número 64 del escalafón nacional. Leída por el secretario Manuel María Rodríguez García, catedrático de Física y Química, informa de la muerte de dos antiguos catedráticos del Centro. El primero, Jorge Massa Sanguineti, catedrático de Física y Química, murió el 28 de mayo de 1892. El segundo, Victoriano Rivera Romero, catedrático de Retórica y poética, murió el 9 de julio de 1892. Victoriano Rivera había sido director del Instituto Provincial entre 1871 y 1880 y en el momento de su defunción ejercía el cargo de vicedirector. Fue sustituido en el cargo por orden del Rector de la Universidad de Sevilla por Ramón Cobo Sampedro.

Además se informa de la jubilación, con fecha de 10 de noviembre de 1891 de Rafael López Diéguez, catedrático de Psicología, Lógica y Ética de la institución. Lo sustituyó de manera interina el presbítero Benito Rubio Larraqueta. [15]

El Instituto durante el siglo XX

Curso 1913-14

Leída por el secretario Rafael Vázquez Aroca, la Memoria anual detalla los aspectos más importantes de la vida escolar. Su director es Agilio Fernández García, catedrático de Matemáticas desde 1898. Se detallan los resultados por asignaturas y niveles, así como el estado general del Centro. Entre los 30 egresados del Instituto con el título de Bachiller figura una mujer, Josefa Fernández Castillejo, una de las primeras alumnas del Instituto,[16] hija del abogado y diputado a Cortes José Fernández Jiménez, alcalde de Córdoba durante los primeros meses de 1936.

Curso 1922-23

La memoria de 1923 fue publicada en la Imprenta Moderna, calle María Cristina. Como en cursos anteriores, consta el número de egresados con el título de Bachiller, en este caso 24 alumnos. De ellos 2 son mujeres, el 8% aproximadamente. [17]

Curso 1924-25

La Memoria anual del Instituto de Segunda Enseñanza, leída por el secretario Rafael Vázquez Aroca, detalla los aspectos más importantes de la vida escolar. Su director es Agilio Fernández García, catedrático de Matemáticas desde 1898, uno de los primeros del escalafón, que dirige un claustro formado exclusivamente por hombres. De todos aparecen sus datos administrativos, así como del personal subalterno. Además, se detallan los resultados por asignaturas y niveles, así como el estado general del Centro. Entre los 38 egresados del Instituto con el título de Bachiller figuran 4 mujeres, es decir, un 10% de los mismos.[18]

Directores anteriores

Profesores en el Instituto Góngora

Localización

{{{descripción}}}

Referencias

  1. Gaceta de Madrid, 3 de abril de 1792, en la web del BOE, consultada el 12 de mayo de 2018.
  2. Gaceta de Madrid, 27 de mayo de 1839, en la web del BOE, consultado el 12 de mayo de 2018.
  3. Al Excmo. Señor Francisco Armero y Peñaranda (1840), en la web Issuu.com, por la Red de Bibliotecas de Córdoba.
  4. Gaceta de Madrid, 18 de mayo de 1841, en la web del BOE, consultada el 14 de mayo de 2018.
  5. Gaceta de Madrid, Nº 2404, martes 18 de mayo de 1841, en la web del BOE, consultada el 11 de mayo de 2018.
  6. Gaceta de Madrid, 28 de julio de 1841, en la web del BOE, consultada el 14 de mayo de 2018.
  7. Gaceta de Madrid, 3 de junio de 1841, en la web del BOE, consultada el 14 de mayo de 2018.
  8. Felicitación a la Reina, Gaceta de Madrid, 14 de abril de 1844, en la web del BOE, consultada el 14 de mayo de 2018.
  9. Memoria anual del curso 1861-62, en la web de la Biblioteca Municipal, consultada el 9 de mayo de 2018.
  10. Memoria del Instituto Provincial de Córdoba y de su Real Colegio adjunto de Nuestra Señora de la Asunción, cursos 1851-1853, en la web Handle.net, consultada el 10 de mayo de 2018.
  11. Memoria anual del curso 1856-57, en la web de la UCM, consultada el 10 de mayo de 2018.
  12. Memoria anual del curso 1872-73, en la web de la Biblioteca Municipal, consultada el 9 de mayo de 2018.
  13. Memoria anual del curso 1884-85, en la web de la Red de Bibliotecas de Córdoba, consultada el 10 de mayo de 2018.
  14. Memoria anual del curso 1885-86, en la web de la Red de Bibliotecas de Córdoba, consultada el 10 de mayo de 2018.
  15. Memoria anual del curso 1891-92, en la web de la Universidad de Córdoba, consultada el 9 de mayo de 2018.
  16. Memoria anual del curso 1913-14, en la web de la Biblioteca Municipal, consultada el 9 de mayo de 2018.
  17. Memoria anual del curso 1922-23, en la web Biblioteca Virtual de Andalucía, consultada el 9 de mayo de 2018.
  18. Memoria anual del curso 1924-25, en la web de la UCO, consultada el 9 de mayo de 2018.

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Hay 10 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

3.1/5 (12 votos)